Madre mirando a su hija

Qué tipo de madre eres si eres Escorpio

Descubre qué 3 cualidades te convierten en una mami única

¿Qué tipo de madre eres si eres Escorpio? Es una pregunta que te habrás planteado más de una vez, y para eso tienes que reflexionar sobre tu personalidad bajo la influencia de tu regente Plutón. Distante, fría e inescrutable, la falta de calidez se contrarresta con una enorme capacidad para motivar, formar y preparar a sus hijos para el reto de la vida. Descubre a continuación qué cualidades te hacen única y qué tipo de madre eres si eres Escorpio.

Qué tipo de madre eres si eres Escorpio

Descubrirás a una madre Escorpio por su mirada penetrante transmitiendo una desconfianza permanente ante sus hijos. Sin duda, si te preguntas qué tipo de madre eres si eres Escorpio entenderás que no te encuentras en el perfil canónico de una "mamá guay". Puedes llegar a ser agotadora, desesperante y distante para tus hijos. Pero tienes cualidades muy valiosas que te convierten para ellos en un referente de fortaleza, autoridad y motivación.

Tu carácter dominante se rige por el concepto de exigencia, contigo mismo y con los demás. Y cuando llegas a la maternidad, claro, proyectas esos rasgos en tu relación con tus hijos. Para ti, tu función como madre es impedir que nadie les haga daño, evitar que sufran, ofrecerles todas las herramientas para que lleguen a ser felices.

Descubre qué tipo de madre eres en función de tus cualidades como Escorpio.

1. Una entrenadora para la vida

Para ti lo más importante es trasmitir aquellos valores que garanticen a tus hijo el éxito en la vida. Como buen Escorpio, una de tus grandes preocupaciones es el futuro, y por eso dedicas toda tu energía a trasmitirles esos valores y conocimientos que les puedan ser útiles para manejarse en la vida. 

Y lo mejor es que lo haces como todo en la vida: con una pasión desaforada. Para ti no existe la templanza, y  aunque veces puedas cometer algunos excesos que abrumen a tus hijos, cómo tipo de madre Escorpio eres una auténtica motivadora, una coach. Y a la larga tus hijos acaban viendo en ti a un referente para la vida.

Tu fortaleza y tu recitutd acabarán siendo un ejemplo para ellos. Pocos hijos salen tan preparados a luchar por su felicidad como los de una madre Escorpio, pues han tenido en casa la referencia de una mujer apasionada, luchadora e incansable, cuyos defectos camufló bajo el caparazón de su fortaleza.

2. Una compañera leal

Mucho tienen una imagen de ti algo exagerada o equivocada. Es normal. Como Escorpio, transmites la imagen de un tipo de madre demasiado exigente y autoritaria, fría, distante, dura. Ruda incluso, de esas mamas que te hielan con la mirada. Pero confundir eso con la incapacidad de conectar con tus hijos es equivocado.

Cierto es que a ciertas edades tus hijos pueden distanciarse más de ti, pues recibir siempre órdenes tan rígidas choca con su voluntad de experimentar y ser libres. Pero tienes un punto a favor, una cualidad que te convierte en una persona muy próxima para ellos: la lealtad.

Suele ser una cualidad cruel, pues tus hijos solo la valoran cuando se encuentran en una circunstancia peliaguda. Pero qué es una madre sino esa mujer sacrificada que aparece en los momentos más difíciles. Y en eso, como tipo de madre si eres Escorpio, no te gana nadie.

No es difícil entonces ver la imagen de un hijo que se había distanciado de su madre, que incluso la había repudiado y rechazado por pesada y posesiva, acudir a ella sabiendo que estará ahí, firme, preparada, entregada como siempre. En eso radica el valor de una mamá Escorpio.

3. Transmisora de fuerza

Una tercera cualidad muy preciada como tipo de madre Escorpio es tu capacidad de  transmitirles la importancia de la fuerza. Como escorpión aprendes en la vida a esconder tu verdadera personalidad, a veces incluso renunciando a la plena felicidad, para dar prioridad a la fortaleza. Para ti el éxito en la vida se reduce a ser fuerte ante las adversidades y evitar que te tumben. Y claro, cuando tienes la responsabilidad de la formación de tus hijos, les acabas transmitiendo eso.

Se trata de un valor muy especial, pues no siempre es fácil encontrar en una madre el equilibro entre el afecto y la fuerza. Y muchas mamás, de forma natural, acaban optando por ser madres cariñosas y afectuosas, para abrigar a sus pequeños con el manto de la protección y el calor en vez de mostrarles el camino de la fortaleza y la dureza.

Y hete aquí lo que te convierte en una mamá única: eres capaz de renunciar al sentimentalismo para dar prioridad a algo mucho más pragmáticos: enseñar a tus hijos la importancia de defenderse, de luchar contra los peligros, de mantenerse de pie cuando el resto a su alrededor se están cayendo. Entonces es cuando recuerdan la importancia de haber crecido junto a la mamá Escorpio.