TAURO
Signo de Tauro con fondo lila y blanco estrellado

Horóscopo Tauro, miércoles 23 de diciembre de 2020: Es el momento de callar bocas

Piensas que hay algo que te falla para ser feliz y que no sabes bien cómo definirlo

Amor

Es el momento de callar bocas. Hay mucha gente cercana que se inmiscuye en tus asuntos amorosos, y que opinan (sin que le hayas dado la palabra) sobre cómo debes vivir tu relación de pareja o manejar los asuntos propios de tu hogar.

No permitas que nadie valore alegremente cómo es tu forma de querer, y pon distancia si cualquiera se atreve a decirte que deberías estar con alguien que te convenga más que tu cónyuge actual.

Saca tu lado más seductor si eres un Tauro soltero, utiliza tu libertad para amar para conocer a nuevas personas.  Te resultará interesante alguien que, en principio, tiene una cultura o una forma de entender el mundo radicalmente opuesta a la tuya.

¿Aún no nos sigues en el Telegram de Horóscopo Mágico? ¿A qué esperas? ¡PINCHA AQUÍ y disfruta de tu horóscopo gratis cada día!

Trabajo

Controla la imagen que proyectas a través de las redes sociales, tanto las que son de índole personal como las de corte profesional; puedes echar tierra sobre tu futuro por comentarios inadecuados o fotos fuera de lugar.

Y es que cualquier tontería que publicases en el pasado, años pueden tomar un significado diferente en estos tiempos que corren.

Del mismo modo, vela por tu privacidad, comparte pocos datos de tu vida, y reserva tus opiniones para debatirlas con tus seres más cercanos, tus amigos, esos que siempre estarán ahí prestándote su apoyo.

Salud

Últimamente piensas que hay algo que te falla para ser feliz, aunque no sabes bien definir esa sensación.  ¿Puede que estés atravesando un principio de depresión? Admite que alguna vez te lo has planteado, aunque no saldrás de dudas hasta que visites a un especialista en salud mental.

Apuesta por introducir la espinaca en tus platos. Es una verdura rica en ácido fólico, y aporta múltiples beneficios que tendrá para tu tránsito intestinal. Puedes comerlas crudas en ensalada, o si lo prefieres, rehogadas con un poco de ajo.