TAURO
Horóscopo Tauro Jueves con fondo de nubes

Horóscopo Tauro, jueves 18 de febrero de 2021: Juega con toda tu sensualidad

El día resultará brillante para tus amores, y más si estás soltero en estos momentos

Amor

Se prevé que el presente 18 de febrero lleno de magia para los nativos del signo Tauro, en especial, si es un toro que tiene el corazón libre y que  hasta ahora ha tenido muy poco contacto con la persona que de verdad le gusta.

Juega con tu sensualidad y lograrás que broten chispas mágicas y brillantes en el aire; vas a potenciar la confianza en ti mismo y te sentirás muy privilegiado. La persona con la que sueñas se acercará a ti, atraída por tu poder magnético.

Como parte de un matrimonio, tu vida amorosa en pareja  se mostrará bajo excelentes auspicios.  Tu pareja accederá a todas tus inquietudes, hará esfuerzos muy grandes para satisfacer tus deseos, pero eso no significa que tengas que pedir más de la cuenta.

¿Aún no nos sigues en el Telegram de Horóscopo Mágico? ¿A qué esperas? ¡PINCHA AQUÍ y disfruta de tu horóscopo gratis cada día!

Trabajo

Si recientemente has excedido tus labores profesionales, este jueves tendrás problemas para completar tus tareas. Te darás cuenta de que el tiempo es muy valioso y que hay que cumplir en primer lugar con las funciones más elementales.

Quienes tienen un cargo de poder serán más cautelosos de la cuenta. No caigas en la mezquindad, ni te dejes arrastrar por compañeros que utilizan herramientas peligrosas.

No hay nada realmente importante que reportar en el campo financiero, donde debería haber una relativa estabilidad. Piensas mucho en el mañana sin olvidarte de que solo tienes el presente. La vida evoluciona muy rápido y no debes posponer tus sueños ni tus inquietudes.

Salud

No descuides tu intimidad; hablar de sexo puede dar mucho pudor, pero es necesario hacerlo con tu médico si crees que algo no va bien en tus partes nobles. A veces un exceso de estrés puede conllevar la falta de apetito carnal.

En tu alimentación, procura ser generoso con las verduras de hoja ancha como la acelga o la lechuga, y mejor si las consumes crudas, al natural.