Detalle de una carta natal

Tu signo opuesto: cuál es y cómo es vuestra relación

Cada signo del Zodiaco tiene un signo opuesto, te revelamos cuál es el tuyo y si haríais buenas migas juntos

Seguramente alguna vez hayas visto una rueda zodiacal o, mejor aún, tu carta natal. Como puedes comprobar la rueda o círculo se divide en 12 partes que corresponden a los 12 signos del Zodiaco. Ahora, ubica tu signo y mira en dirección contraria para encontrar tu signo opuesto.

¿Qué son los signos opuestos?

En astrología nos gusta hablar de signos opuestos complementarios o ejes. Esto es porque ambos signos parten de una misma premisa energética, pero la expresan de dos formas opuestas aunque complementarias entre sí.

Aprender sobre tu signo opuesto es muy interesante porque puede revelarte qué cosas te cuestan más y qué puedes aprender de esa personalidad opuesta. Además,  te contamos algunos detalles sobre cómo sería vuestra relación.

Si no tienes una rueda zodiacal a mano no te preocupes, ahora mismo te contamos cuál es tu signo opuesto:

Aries y Libra

Mientras que Aries es impulsivo, energético, individualista y directo, Libra ama la tranquilidad, quiere llevarse bien con todo el mundo y por eso sus palabras siempre son amables.

Ambos coincidiríais al apuntaros a cualquier plan que surja con amigos y que implique diversión. El carnero arrastraría con su desbordante energía a Libra que iría a paso más lento y pondría nervioso al carnero. Además las palabras directas de aries podrían herir la sensibilidad del signo de la balanza. Como Libra, seguramente tendrías que apartar a Aries antes de que se meta en alguna pelea con desconocidos y mediar en la disputa. La indecisión de Libra casa muy bien con la firmeza de las decisiones de Aries  siempre que el primero no se deje llevar simplemente por no querer estar solo.

Tauro y Escorpio

Tauro busca la practicidad, la seguridad y el confort, es de ideas fijas y muy paciente. Escorpio es de expresión intensa y magnética, busca en las profundidades, es reservado e intuitivo.

Una relación amorosa entre estos dos signos puede ser bastante oscura, ya que ambos son signos posesivos y celosos. Tampoco sería fácil llegar a acuerdos debido a la testarudez de Tauro y el rechazo de Escorpio a seguir consejos de nadie. El nivel de profundidad psíquica al que puede llegar el Escorpión estará muy lejos de lo que pueda llegar a comprender Tauro. Eso sí, en la cama podrían arder las sábanas.

Géminis y Sagitario

Géminis es curioso y quiere saber de todo un poco, le gusta trasladarse de un lugar a otro para seguir en contacto con los suyos, es adaptable y mentalmente ágil. Sagitario va más allá y cuando le interesa un tema lo aprende hasta la excelencia si es posible, ama los viajes lejanos, es desapegado y de fuerte intuición.

Pon a un Géminis y a un sagitario a discutir y la conversación puede durar horas. Sagitario se empecinará en dar mil argumentos sobre por qué tiene la razón y Géminis seguirá cuestionándolo desde otras perspectivas. Mientras que al signo de los gemelos le gustaría jugar al ajedrez, el signo del centauro le propondrá hacer senderismo por el bosque. Los dos son inquietos y es por eso que serían los mejores amigos para hablar sobre cualquier tema o viajar juntos.

Cáncer y Capricornio

Cáncer adora el calor del hogar y de sus seres queridos, es cariñoso, sensible, protector de su familia y muy emotivo. Capricornio parece exactamente lo contrario: amante de su trabajo, metódico, serio muy planificador y nada soñador.

Pero tienen muchas cosas en común por lo que serían un dúo estupendo como pareja tradicional o conservadora. Mientras que uno cuida del hogar y la familia, el otro trabaja duramente por conseguir sus metas profesionales y sustentar a sus seres queridos. Cáncer sacaría el lado más cariñoso de Capricornio, mientras que Capricornio ayudaría a Cáncer a  ver las cosas desde un punto de vista más racional. Eso sí, el signo del chivo tiene que tener mucho cuidado con sus palabras cuando discuta con el cangrejo porque es tremendamente susceptible y podría hacerle mucho daño emocional.

Leo y Acuario

Leo es un líder nato, de gran corazón abanderado por la lealtad, entusiasta y lleno de autoestima. Y Acuario parece no tener mucho que ver porque es idealista, adora la libertad (en todos los ámbitos), muy sociable y de pensamiento revolucionario.

Pero ambos serían un tándem perfecto montando una empresa innovadora, ya que poseen imaginación, creatividad, vanguardismo y sentido de la organización. Eso sí, tendrían que dejar a un lado su ego y obstinación o el negocio se iría rápidamente al garete. Fuera de los negocios, se llevarán muy bien si Leo acepta las extravagancias de Acuario y Acuario acepta que de vez en cuando Leo haga ostentación de sus posesiones.

Virgo y Piscis

Virgo es crítico, práctico, analítico, planificador, perfeccionista y servicial. Mientras que Piscis se mueve en una esfera distinta, ya que es intuitivo, extremadamente sensible, de poco pensamiento racional y soñador. Puede parecer que no tiene nada que los una pero sí: sus ganas de ayudar a los demás.

Serían perfectos compañeros de trabajo en el ámbito médico y de cuidados a personas que lo necesiten. Podrían ayudarse mutuamente a abordar sus problemas, ya que son dos perspectivas opuestas que pueden aportarse un nuevo punto de vista. Seguramente nunca tendrán  una discusión fuerte porque saben ponerse en el lugar del otro. Si se da algún reproche entre ellos será porque quizás Virgo está siendo muy frío son sus palabras hacia el signo de los peces, o porque Piscis está divagando sobre temas espirituales de forma tan abstracta que el signo de la virgen no entiende nada.