Fotografía de velas para Halloween

Ritual de Halloween para hacer con tus amigos

Con este ritual, podréis conectar entre vosotros

Hechizo en grupo para lograr aquello que se desea

¿Tu familia y tú tenéis un deseo común, o quizá tu grupo de amigos?

Si es así, podéis celebrar una reunión en la que conectar entre vosotros, hasta llegar al objetivo que tenéis marcado. Importante: este ritual solo es apto para personas mayores de edad.

Necesitaréis:

  1. Acudir a un bosque abierto donde se vea la luna o una habitación con ventanas abiertas
  2. Una jarra de cristal u otro material (plástico no)
  3. Una botella de vino
  4. Manzanas cortadas en dados regulares pequeños
  5. Dos velas de color naranja
  6. Conos de incienso de rosas
Fotografía de una vela y calabazas
Para hacer este ritual necesitarás velas naranjas | Imagen de Lolame en Pixabay

Paso a paso:

  1. En la noche del 31 de octubre, Halloween, reuníos en un bosque abierto donde se vea la luna.  Si esto no es posible, cualquier habitación de casa en la que estén las ventanas abiertas bastará.
  2. En una jarra de cristal o de cualquier otro material natural echa el contenido de una botella de vino. También debes verter unas cuantas manzanas cortadas en pequeños dados regulares.
  3. El que haya convocado la reunión asumirá el papel de líder, y prenderá dos velas de color naranja mientras todos los demás invitados permanecen con los ojos cerrados y con las manos juntas. 
  4. Poco a poco, irá depositando vino y frutas en copas de cristal, siguiendo el sentido de las agujas del reloj y diciendo en voz alta el deseo que se quiere lograr; el anfitrión será el último en servirse.
  5. A continuación, todos os miraréis a los ojos, os soltaréis las manos y brindaréis llevando la copa hasta el frente.  Aquellas personas cuyas copas tengan mayor número de trozos de manzana serán los más afortunados, los que mayores pasos den para lograr sus objetivos. Los demás, para protegerse, deberán prender un cono de incienso de rosas.

Los rituales antes descritos puede que no surjan el efecto deseado, y esto puede ser porque no hayas seguido los pasos adecuados, o porque no hayas tenido fe en lo que haces. Y es que llevar a cabo estos conjuros sin creer en el poder del cosmos ¡es como si no hubieras hecho nada!