Fotografía de una vela blanca

Ritual de Halloween para despertar el poder interior

Despierta tu fuerza interior con este efectivo ritual

Ritual: descubre tu poder interior

El siguiente ritual es perfecto para despertar la consciencia de nuestro poder interior, de esa energía que brota en nuestro ser y que podemos canalizar según nos convenga. Descubre cómo explotar tu fuerza interior con este ritual.

Necesitarás:

  1. Ropa blanca para la noche de Halloween (algodón o fibra sintética)
  2. Un recipiente de cristal
  3. Una vela
  4. Plumas de ave o un cono de incienso
  5. Un puñado de arena, tierra o piedras
Fotografía de una mano con piedras preciosas
Para hacer este ritual, necesitarás piedras que simbolicen el elemento de tierra | Imagen de Sharon McCutcheon en Pixabay

⬇️ Pincha debajo para conocer el ritual de Halloween para hacer en grupo ⬇️

PINCHA AQUÍ: El ritual de Halloween en grupo para lograr lo que se desea ➡️

Paso a paso: 

  1. Lo primero que debes hacer es ir a la estancia más tranquila de tu casa para realizar este ritual. Lo ideal es que sea espaciosa y que se encuentre en calma.
  2. En la parte norte del suelo, coloca un recipiente de cristal con agua. Este recipiente representará el símbolo del agua. 
  3. En la parte sur de la estancia, coloca la vela encendida, que simbolizará el fuego. 
  4. En la parte este de la habitación, coloca las plumas de ave o el cono de incienso encendido. Esto simbolizará el aire
  5. En el oeste, debes colocar un puñado de tierra, de arena o de piedras. Esto simbolizará la tierra.
  6. Cuando tengas los cuatro elementos colocados, párate delante de cada uno de ellos durante unos minutos. Debes visualizarlos y recibir el poder del elemento que tienes ante ti.
Fotografía de un rostro de una mujer con los diferentes elementos de la naturaleza
Estos elementos potenciarán tu fuerza interior | Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Haciendo este ritual, esta noche del 31 de octubre la tierra te trasladará prosperidad, belleza y estabilidad. El agua, por su parte, te dará vitalidad, juventud, adaptabilidad, flexibilidad, sensualidad y versatilidad.

El fuego, por su parte, te dotará de brillantez y pasión, de actividad y de poder. Por último, el aire trasladará a tu ser un aire de dulzura, ligereza y armonía. ¿Estás preparado para conectar con los cuatro elementos?