VIRGO
El signo de Virgo en el centro y al fondo la galaxia

Horóscopo Semanal Virgo, 30 de noviembre - 6 de diciembre de 2020: Tu voluntad puede ser frágil

Pasas por una gran fase de intuición que podrá sorprenderte y preocuparte a partes iguales

Amor

Tu voluntad durante esta semana será frágil y un romance te puede llevar a hacer cosas que en realidad no te apetecen, o que incluso se aproximan a lo ilegal. Quizás pasas por una fase en la que tu intuición podrá sorprenderte y preocuparte a partes iguales.

En el caso de que tu relación de pareja podría ser tildada de tóxica, porque tu pareja en cierto modo manipula tu voluntad, considera poner un punto y final.  Las promesas de cambio se quedarán en papel mojado, ya que sabe perfectamente lo que quieres escuchar.

Para el resto de nativos de Virgo en principio hay armonía y tranquilidad, sin nada que se salga de su sitio.  Los solteros podrían chocar con su última conquista  en temas como la política o la religión, que por lo general son muy delicados de tratar.

NO TE LO PIERDAS 🔴 : ¿No nos sigues aún en nuestro grupo de Facebook de Virgo? HAZ CLICK AQUÍ y no te pierdas tu predicción favorita

Trabajo

Hay mucha luz en tu terreno profesional. Tendrá derecho a hacer acciones memorables con tus socios o tus clientes. Intenta hacer un viaje de negocios, fuera de tus fronteras habituales podrás hacer buenos acuerdos.

Juega la carta de la diplomacia y te sentirás satisfecho mucho más allá de tus expectativas. Experimentarás sentimientos y emociones intensos hacia tu oficio y nada te detendrá en tu búsqueda de la perfección.

Los gastos que tengas que hacer para tu ahogar que sean democráticos. Infórmate de los deseos y sus inquietudes de tus hijos, tu pareja o tus padres,  consensuad en qué dirección debe ir vuestro dinero en común.

Salud

Tus ánimos pueden flaquear en algún que otro momento, pero será cuestión de un desajuste hormonal; esto es muy normal si vas cumpliendo una cierta edad, o si estás tomando medicinas agresivas por primera vez. Es algo puntual, nada más.

Y si tienes que llorar, aunque sea de alegría pues hazlo sin vergüenza ni miedo. Hay mucha verdad en ese dicho popular de que llorar desahoga.

Incluso querrás comenzar una nueva actividad, un deporte o pasatiempo que hasta ahora no habías probado.  Esto sería genial para aliviar la tensión.