Imagen de archivo de un bosque

Horóscopo celta

En la astrología celta los árboles son elementos de poder que rigen el destino de los hombres junto con los ciclos lunares

El horóscopo celta es un sistema de adivinación basado en la creencia animista de los pueblos celtas del norte de Europa y creado por los druidas. El horóscopo celta tiene una función protectora y está ligado a las fases de la luna y el poder de los árboles donde se creía que residía la voluntad de los dioses.

Según la astrología celta, los árboles son poseedores de sabiduría infinita que permiten conocer cómo es una persona, pero también son fuente de vida y protección.  ¿Qué es la astrología celta y cuáles son los árboles protectores del horóscopo celta? Te lo contamos. 

La astrología celta 

La celta era una religión animista, es decir, que se fundamentaba en la creencia de que tanto los objetos como los elementos de la naturaleza poseen ánima. Para ellos los bosques tenían una dimensión mágica y el poder de los dioses residía en los árboles. A partir de aquí, los druidas, magos y brujos poseedores del saber misterioso, crearon un horóscopo.

La astrología celta divide el calendario en diferentes períodos a los que se asignan 21 árboles, cuatro de ellos como referencia de los solsticios y los equinoccios, y los demás en dos grupos que coinciden con la floración y la fructificación. Por otro lado, la astrología celta se basa en la creencia de que nuestro nacimiento condiciona nuestra personalidad y nuestro carácter.

Entonces, a través de la observación, los druidas se dieron cuenta de que un niño nacido en una estación concreta del año tenía unas características únicas y diferentes a los demás. De los conocimientos de los druidas y su adoración por la energía sagrada de los árboles nació un sistema de adivinación y protección: el horóscopo celta.

La astrología celta está relacionada con la antigua sabiduría Ogham, que a través de la unión de la luna y los árboles ofrecen una herramienta sagrada y poderosa de predicción. Partiendo de la creencia de que los árboles poseen sabiduría infinita, realizaron una serie de proyecciones sobre su significado en la vida humana que dio lugar al horóscopo celta.

Los árboles: los signos del Horóscopo Celta

Los árboles en la astrología celta son equivalentes a los signos del horóscopo celta porque están asociados no solo a los ciclos naturales del año sino también a una serie de rasgos de la personalidad. ¿Cuál es tu signo del horóscopo celta? Descúbrelo.

Álamo

Árbol de la meditación y la espiritualidad, el álamo marca a las personas nacidas entre el 4 y el 8 de febrero, el 1 y el 14 de mayo, y el 5 y el 12 de agosto. Son entusiastas, siempre rodeados de gente agradable, y algo temerosos excepto cuando se encuentran en una situación límite. Algo solitarios, poseen una gran capacidad de organización y saber filosófico.

Abedul

Protege a los nacidos entre el 4 y el 24 de junio, simboliza el inicio del año celta  y auyenta los malos espíritus del año viejo con sus ramas. Las personas nacidas bajo su signo son vivaces atractivas y elegantes, no les gusta crear dificultades y saber adaptarse a las circunstancias. Son modestas y poseen una gran inteligencia e intuición

Abeto

Los nacidos entre el 2 y el 11 de enero, y el 5 y el 14 de julio están representados por el  abeto, portador de la luz mística. Tienen muy buen gusto y son amantes de la belleza. Tienen muchos talentos y una gran inteligencia para llevarlos a buen puerto. Aunque algo reservados, ofrecen una gran lealtad y siempre se preocupan por los que tienen cerca.

Arce

Es el árbol de los nacidos entre el 11 y el 20 de abril y entre el 14 y el 23 de octubre. Está consagrado a Dana, diosa celta de la fertilidad y el erotismo. Son personas con gran imaginación y muy originales, a menudo fuera de lo común. Son tímidos y reservados, pero también orgullosos y ambiciosos, con una sed inagotable de experiencias.

Avellano

El avellano es el árbol de las creencias  y protege a los nacidos entre el 23 de marzo y el 31 de marzo, y entre el 29 de septiembre y el 3 de octubre. Son personas encantadoras, comprensivas y muy generosas. Tienen un gran sentido de la justicia y se sienten atraídos por las causas sociales. Son seres muy sociales aunque pueden llegar a ser temperamentales.

Castaño

Las personas navidad entre el 15 y el 24 de mayo, y entre el 12 y el 21 de noviembre, están bajo la protección del castaño, símbolo de aprendizaje y conocimiento oculto. Tienen una gran belleza y se conducen con una exquisita diplomacia. Son muy independientes, lo que les hace incomprensivos, pero detrás de ellos se esconde un secreto: su sentimentalismo.

Olmo

El mensajero de los dioses, decían que meditar junto a el olmo alegra el espíritu. Protege a los nacidos entre el 12 y el 24 de enero, y entre el 15 y el 25 de julio. Son personas con una gran habilidad para la planificación, dotados de una gran sensatez y un don natural de anticipación a los problemas que puedan llegar. Son líderes natos, y tienen mucha memoria.

Manzano

Las personas nacidas entre el 25 de junio y el 4 de julio, y entre el 23 de diciembre y el 1 de enero, están protegidos por el manzano, el árbol donde el mago Merlín impartía sus enseñanzas. Son personas coquetas, aventureras y tan sensibles que siempre están enamorados. A la vez son delicados, generosos y con una gran imaginación y espiritualidad.

Cerezo

Árbol de los nacidos entre el 25 de mayo y el 3 de junio, y del 22 de noviembre al 1 de diciembre, es un gran talismán contra las energías negativas. Estas personas están dotadas de un gran magnetismo. Pueden cometer errores porque son muy impulsivos, pero las críticas no les afectan. Son seres atractivos y exigentes, a los que les gusta jugar con el destino.

Haya

Los que nacieron entre el 2 y el 22 de diciembre están representados por este árbol vinculado a la bondad y la maternidad. Es el árbol del solsticio de invierno, que bendice a sus protegidos con el don de la organización y la prudencia. Por eso suelen ser personas con gran éxito en sus proyectos, pero a la vez tienen un gusto estético exquisito. 

Carpe

Árbol de la magia y la espiritualidad, los que nacieron entre el 3 al 13 de junio y del 2 al 11 de diciembre están bajo su regencia. Son personas extravagantes aunque dotados de muy buen gusto y de natural presumidos. Poseen una gran disciplina que les lleva a cumplir las metas que se proponen. Son demasiado confiados porque poseen una infinita bondad.

Lima

Las personas que nacieron entre el 11 y el 20 de marzo y el 13 y el 22 de septiembre están representados por la  lima, símbolo de amistad consagrado a la diosa Freya. Son seres que odian pelear y se alejan del estrés y el trabajo. Les gusta la pereza y disfrutar de la vida. Se sacrifican por los demás, tienen mucho talento y sueñan con metas que no pueden alcanzar.

Serbal

El serbal se relaciona con los videntes y los oráculos y protege a los nacidos entre el 1 y el 10 de abril, y entre el 4 y el 13 de octubre. Parecen personas frágiles pero en realidad están revestidos de una gran fortaleza. Se mantienen firmes ante los golpes de la vida, y tienen una gran sed de aventura y emociones. Son optimistas y solidarios con los demás.

Cedro

Los nacidos entre el 9 y el 18 de febrero, y entre el 14 y el 23 de agosto, están representados por el cedro, árbol del arte y la religión y disponen de una belleza exótica y muy buena salud. Tienen una gran confianza en sí mismos y les gusta disfrutar del lujo. A veces son impacientes, pero también son capaces de tomar decisiones rápidamente con gran acierto.

Ciprés

El ciprés es el emblema de la inmortalidad y transmite energía vital. Protector de los nacidos entre el 25 de enero y el 3 de febrero, y entre el 26 de julio y el 4 de agosto, ofrece a sus nativos el don de la atracción y el encanto. Siempre están dispuestos a divertirse, son personas activas y felices, les gusta ser reconocido por los demás y tienen gran capacidad de adaptación.

Nogal

El nogal está relacionado con las profecías y los poderes afrodisíacos. Representa a los seres nacidos entre el 21 y el 30 de abril y el 24 de octubre y el 11 de noviembre, dotados de grandes contrastes: egoístas y agresivos, generosos y tiernos. Reaccionan de forma espontánea e inesperada, y no siempre son bien vistos por los demás. Son grandes estrategas y muy polifacéticos.

Olivo

Los nacidos entre el 23 y el 28 de septiembre están representados por el olivo, símbolo de la paz y la felicidad. Su mayor virtud es la sabiduría. Están investidos de una gran iluminación que les permite irradiar mucha energía a los demás. Son personas muy tolerantes, con una gran sensibilidad, tiernas y cálidas. Son muy espirituales, atléticos y sofisticados.  

Pino

El pino es el símbolo de la potencia vital y protege a las personas nacidas entre 19 y el 29 de febrero y entre el 24 de agosto y el 2 de septiembre. Son personas a las que les gusta estar siempre bien rodeadas, amantes de la vida confortable, valientes, despreocupados y que saben enfrentarse a los contratiempos. Son románticos y muy apasionados.

Roble

Las personas nacidas entre el 21 y el 22 de marzo están representadas por el roble, árbol de la generosidad consagrado al dios Dagda. Sus protegidos son personas robustas y dinámicas, caracterizadas por su fuerza, duras e implacables. Con los pies siempre en el suelo, son seres intuitivos y muy tenaces, triunfadores naturales pero poco adeptos a los cámbios.

Sauce Llorón

El sauce llorón es el símbolo del pensamiento constructivo y la magia, que otorga a los nacidos entre el 1 y el 10 de marzo y el 3 y el 12 de septiembre un carácter melancólico y soñador. Son personas muy inquietas y con una gran sensibilidad para la adivinación. Disponen de una gran honestidad, aunque también son muy exigentes y eso les dificulta la convivencia.

Higuera

La higuera representa a las personas que nacieron entre el 14 y el 23 de junio, y entre el 2 y el 21 de diciembre. Es el  símbolo de la abundancia  e inviste a su nativos del poder de la fortaleza, dando forma a personas muy cariñosas y sentimentales a las que les encanta rodearse de amigos, familiares y mascotas, y grandes enamorados de la vida con gran sentido del humor.