Horóscopo Aries Sábado 2020

Horóscopo Aries, sábado 7 de noviembre de 2020: Intensifica tus contactos profesionales

Controla tu peculiar tendencia a proyectar en tu pareja tus anhelos y frustraciones

Amor

Vivirás una peculiar tendencia a proyectar en tu pareja tus anhelos y frustraciones. Quieres que él o ella lleve a cabo todas esas hazañas épicas que no has logrado hasta el momento; en algunos casos, el nativo de Aries centrará esas atenciones en los hijos.

No intentes convertir a nadie, y menos a tu media naranja, en una extensión de ti mismo. Vive tu propia vida, y deja que cada cual lleve la suya por los derroteros que considere oportuno.

Evita, del mismo modo, hacer comparaciones de tu actual relación con otras parejas que hayas tenido, o con la forma en la que os compenetrabais en tiempos pasados:  el juego de las equivalencias no traerá nada bueno a tu hogar.

¿Aún no nos sigues en el Telegram de Aries Horóscopo Mágico? ¿A qué esperas? ¡PINCHA AQUÍ y disfruta de tu horóscopo gratis cada día!

Trabajo

Confiarás en el azar y en la suerte a la hora de administrar tus finanzas;  te faltará rigurosidad, y puedes cometer errores muy sonados, que tendrás que solucionar durante el resto del fin de semana.

En el nivel empresarial, es un buen día para intensificar contactos y tener conversaciones que te hagan soñar con nuevos éxitos. Estimula tu creatividad y recopila ideas transgresoras para hacer negocios.

Un consejo, Aries: si te dejas deleitar por el sueño mezclarás fantasía y realidad. No vayas a vender la piel del oso antes de cazarlo, no tiene ningún sentido.

Salud

Tendrás un estado de salud francamente aceptable, y  en principio este sábado no va a suceder ningún imprevisto.

Sin embargo, los Aries que van cumpliendo más años tendrán problemas relacionados con la memoria. Poca cosa,  citas con la familia que se olvidan, o dejarse las llaves dentro de casa. Si es tu caso, te conviene hacer actividades que refuercen tu mente.

En la alimentación sé un poco más flexible, no cuentes tantos las calorías y date algún capricho ligero, que la vida son dos días.