Signo de Aries con fondo verde estrellado

Horóscopo Aries, sábado 30 de enero de 2021: Utilizarás bien tus contactos e influencias

Habrá perspectivas interesantes para que aumentes tu riqueza a través de negocios rápidos

Amor

Para Aries, este último sábado de enero puede ser difícil de vivir en el lado del corazón.  No vas sobrado de humor ni de optimismo, y no servirá de mucho que tu pareja o tu familia te recuerden que siempre termina brillando el Sol.

Las parejas que se llevan mal se adentrarán más en la crisis, y si no os sentáis a hablar y a marcar una clara estrategia, el barco terminará por hundirse. En parte, los celos serán los culpables de las diferencias, aunque ninguno de los dos lo reconoceréis.

Los nativos de corazón libre se ilusionarán en secreto con la llegada de una nueva persona a su vida. Antes de hacer planes sólidos comprueba qué siente la otra parte, igual te has montado una película en tu cabeza que no se corresponde con la realidad.

¿Aún no nos sigues en el Telegram de Aries Horóscopo Mágico? ¿A qué esperas? ¡PINCHA AQUÍ y disfruta de tu horóscopo gratis cada día!

Trabajo

Para mejorar tu situación profesional usarás algunas de tus influencias. Por suerte para ti, en tu agenda está el teléfono de personas a las que consideras poderosas de alguna forma.

Un consejo, Aries. No abuses llamando siempre a las mismas puertas, porque lo mismo un día te las cierran para siempre por pesado. En esta vida la mesura es una herramienta fundamental.

Habrá perspectivas interesantes para que aumentes tu riqueza a través de negocios rápidos. No te olvides que al aceptar un negocio también asumes responsabilidades que igual no estás capacitado para asumir.

Salud

La actividad física es esencial para disipar tu nerviosismo; el exceso de energía que estás experimentando actualmente tiene que canalizarse de alguna manera.  ¿Has probado alguna vez los deportes de contacto y las artes marciales? Podrían aportarte eso que necesitas.

Le das muchas vueltas a tus problemas, te sientes más especial de la cuenta, y eso no es sano. Si siempre quieres controlar las cosas de tu familia y tu trabajo estarás desperdiciando tu energía.