ARIES
Horóscopo Aries Martes

Horóscopo Aries, martes 28 de abril de 2020: Las cosas se aclararán por sí solas

Aunque suelas huir de los conflictos, no permitirás que nadie te tome por tonto

Hay una consigna en astrologia que dice: "El juicio general anula el particular". En estos días tan convulsos y que el mundo se une para luchar contra la pandemia, lee atentamente nuestra predicción pero ten en cuenta siempre las indicaciones de las autoridades.

Amor

Ya sabes bien que todos, sin excepción, somos esclavos de las palabras y dueños del silencio. Y que la mayoría de las veces es mejor arrepentirse de haber permanecido callado que por haber hablado más de la cuenta.

Aplica esta lección en un asunto de tus relaciones amorosas, porque  las cosas se aclararán por sí mismas  sin que intervengas ni des tu opinión.

Del mismo modo, no te creas todo lo que te digan, Aries. A tu alrededor podrían merodear persona con envidia y maldad a partes iguales que te llenará la cabeza con rumores y mentiras.

🔴 Únete al canal de Telegram  del HORÓSCOPO MÁGICO ARIES y no te pierdas tu predicción. ¡PINCHA AQUÍ y disfruta!

Trabajo

No te caracterizas por ser una persona que busque el conflicto;  intentas siempre que la paz reine a tu alrededor, pero durante este martes sí que tomarás parte de un asunto. Y es que hay gente interesada que se aprovecha de tu paciencia y tu voluntad, y tú no vas a permitir que te tomen el pelo.

Por ello, reclama tus derechos en un asunto que está relacionado con tu dinero o con tu puesto de trabajo. No importa que el pleito se haya ido alargando con el paso del tiempo.

Sé cuidadoso en tu hogar, si vas a mil por horas es probable que acabes rompiendo (o deteriorando) algún artículo de mucho valor, monetario o sentimental.

Salud

Este martes tendrás una buena estabilidad, así que disfruta de la misma y procura ser feliz y sonreír mucho.

No seas imprudente en asuntos relacionados con tu salud, porque tú mismo podrías dañarte de forma totalmente consciente.

Controla las cantidades que pones en tu plato, te arriesgas a pagar un alto precio por tus excesos. Con tu hígado debilitado, te expondrá a trastornos hepáticos y biliares. Controla de paso tu nivel de colesterol ¡y vigila tu peso, claro!