Horóscopo Aries Domingo 2020

Horóscopo Aries, domingo 27 de septiembre de 2020: Te cuestionas el sentido de la vida

¿Está en tu mano recomendar a alguien para un trabajo? Hazlo, no te arrepentirás

logo Twitter  ¡HORÓSCOPO MÁGICO LLEGA A TWITTER¡ Ahora puedes leer antes que nadie tu predicción preferida en Twitter. Pincha aquí y síguenos ¡TE ESPERAMOS!

Amor

Cierras la semana con una actitud taciturna, Aries. Serás escueto en palabras para expresar aquello que corroe tus pensamientos.  Ese hermetismo lo tendrás no solo con tu media naranja, también con tus familiares, con tus amigos y con cualquier persona por la que sientas afecto en realidad.

Te cuestionas mucho el sentido de la vida, y entre pensamiento y pensamiento el tiempo se escurre entre tus dedos. ¿Qué más da si eso que se conoce como amor es algo tangible o una construcción social, una fantasía más propia del arte que del día a día?

Medita en soledad todo lo que quieras, pero ten claro que ante ti tienes un filtro que te hace ver todo de un tono gris, cuando en realidad hay mucho color.

¿Aún no nos sigues en el Telegram de Aries Horóscopo Mágico? ¿A qué esperas? ¡PINCHA AQUÍ y disfruta de tu horóscopo gratis cada día!

Trabajo

¿Está en tu mano recomendar a alguien para un trabajo?  El cielo dice que si lo haces no te arrepentirás, sino todo lo contrario: hasta te darán las gracias.

Emplea este domingo, si es que estás de descanso, para revisar tus inversiones, organizar tus presupuestos y cualquier otro asunto que implique a tu dinero.

Toma el tiempo que necesites antes de dar tu última palabra sobre una compra importante, de esas que no puedes hacer alegremente, como por ejemplo, una vivienda.  Haz oídos sordos a quienes tienes cerca y te dicen que respondas ya; si te dejas llevar, las circunstancias decidirán por ti.

Salud

Sentirás una gran presión sobre tus hombros, vinculado al exceso de trabajo o todas tus responsabilidades.

Además, te preocuparás por el bienestar de los demás, intentarás que todo el mundo a tu alrededor esté perfecto y que no le falte nada. En ese sentido, no te olvides de ti mismo y de tu propia felicidad.