María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez en 'Sábado deluxe'.

Tremendo zasca: María Teresa Campos deja a Jorge Javier sin palabras: ¡Bravo!

La matriarca del Clan Campos intervino en 'Sábado deluxe' para darle una sorpresa a Mila Ximénez, que regresaba al programa tras su largo confinamiento.

María Teresa Campos es una periodista veterana acostumbrada a decir lo que piensa. Su gran carisma contribuye a que la escuchen sin generar malos rollos, aunque no duda en ponerse firme cuando así lo requiere.

Recientemente la matriarca del Clan Campos aprovechó su intervención en  'Sábado deluxe' para defender a su hija Terelu de las «burlas» de Jorge Javier Vázquez.

La que fuera presentadora de '¡Qué tiempo tan feliz!' conectó ayer a través de videollamada con el plató de Telecinco para darle una sorpresa  Mila Ximénez, que regresaba al programa 58 días después de estar confinada en casa.

María Teresa, muy seria con el coronavirus

Durante la conexión,  Jorge Javier no dudó en bromear sobre el confinamiento que encerró en la misma casa a María Teresa y a su hija, unos chascarrillos que no gustaron nada a la periodista. 

«Te voy a decir una cosa: no hay mejor persona que una pueda encontrar para confinarse, con mi hija Terelu. Me ha cuidado que no te puedes imaginar. Cállate ya, déjame hablar. Me han llamado, yo hablo», señalaba la matriarca con rotundidad.

Jorge Javier Vázquez continúo con el tono humorístico y añadió entre carcajadas. «Te ha tenido aprisionada. ¿Es verdad que te hacía jugar a las cartas con guantes?», contestaba el catalán.

Sin embargo, lejos de sumarse a la broma, María Teresa Campos se puso firme con el periodista haciéndole saber que la protección ante  el coronavirus no es motivo de chiste. 

«Ahora estoy con mi nieta Carmen y jugamos con mascarillas. No es ninguna tontería, tu ríete, ten cuidado», advertía con contundencia.  

Jorge Javier Vázquez le quitaba importancia al asunto y aseguraba que le hacía mucha gracia cuando María Teresa «está cabreada».

Traslado en mitad del confinamiento

La periodista defendió a su hija Terelu asegurando que la había tratado como una reina  y que se sentía muy afortunada por haber estado tan bien acompañada.

Sin embargo, confesó que recientemente, en pleno confinamiento, se tuvo que trasladar a su casa.  

«He disfrutado mucho de la perrita. Salíamos todos los días a aplaudir. Ahora Terelu tenía que hacer la mudanza y me he venido a mi casa, con mi nieta Carmen», explica.

Jorge Javier también aprovechó la intervención de María Teresa para preguntarle si había echado de menos pasar la cuarenta con una pareja y sonsacarle alguna información sobre Edmundo Arrocet. 

La Campos ha incidido en que dependía de la personalidad del hombre, asegurando que «confinarte con determinadas parejas tiene que ser la hostia porque hay gente más nerviosa que otra», pero se ha negado a responder nada relacionado con el humorista.