Posado de Paloma Cuevas con gafas de sol

La verdad sobre el supuesto nuevo novio de Paloma Cuevas

La diseñadora ha celebrado su cumpleaños junto a Enrique Ponce

Tras varios meses en los que día tras día la relación entre Enrique Ponce y Ana Soria ha sido la protagonista de cientos de titulares en distintos medios, ahora llegado el turno de Paloma Cuevas

Su inminente marcha del país, en la que ya tiene varios países candidatos a los que ir a vivir, y su supuesta nueva relación son los temas que más destacan en la prensa rosa en estos momentos. 

Sin embargo, la diseñadora siempre ha demostrado que su vida privada no quiere que sea compartida con el público, especialmente desde que tuvo a sus hijas, y por este motivo siempre ha sido muy cuidadosa con los medios de comunicación.

Aunque es cierto que la aparición de Ana Soria en la vida del torero la pilló por sorpresa y fue un momento muy doloroso para ella, ahora parece que con el paso de los meses todo ha ido volviendo a su cauce y parece ser que Paloma también podría tener una nueva ilusión.

«Se lo digo casi todos los días que lo que tiene que hacer es enamorarse, pero siempre me dice que cero patatero. No tiene ganas de nada», ha manifestado una de las personas más cercanas a ella, según ha informado el medio 'Diario Gol'.  

Celebración conjunta

El fin de semana anterior, Paloma Cuevas celebró su cumpleaños número 48 y organizó una cena con sus amigos y sus seres queridos para celebrarlo.

Una de las noticias más comentadas aquel día fue la falta de felicitación pública por parte de Enrique Ponce hacía la madre de sus hijas. Pero ahora se ha descubierto que esto se debe a que el torero también asistió a la velada y compartió el día de su cumpleaños con la empresaria. 

Ha sido una de las colaboradoras de 'El programa de Ana Rosa' la encargada de confirmar la asistencia de Ponce a la cena y allí ha querido dejar claro que pese a que ya no estén juntos y estén a punto de firmar los papeles del divorcio, todavía mantienen una buena relación. 

Y así lo han asegurado tanto Enrique como Paloma en varias ocasiones, diciendo siempre que lo primero en sus vidas son sus hijas, Paloma y Bianca, y que la separación la harían lo más amistosa posible. 


Comentarios