Soraya Arnelas con cara seria

Soraya aclara su 'rajada' contra TVE el día que sale a la luz su nuevo embarazo

La cantante está en uno de sus mejores momentos junto a su pareja, Miguel Ángel Herrera

La cantante Soraya Arnelas se ha convertido en una de las protagonistas mediáticas de las últimas horas por dos razones muy distintas. La primera de ellas, una gran noticia que ha dado junto a su pareja, Miguel Ángel Herrera, y es que ambos están esperando al que será su segundo hijo, dándole un hermanito o hermanita a la pequeña Manuela.

La otra razón, mucho más polémica, han sido las palabras que la cantante ha tenido sobre el festival de Eurovisión, donde ella representó a España hace ya algunos años con muy malos resultados para nuestro país.

El certamen de este año será mucho más especial que otros porque se tratará del primero que se realizará en dos años, ya que el año pasado tuvo que cancelarse debido a la irrupción de la Covid-19 en todo el mundo. De momento no está claro si este año podrá celebrarse con normalidad, si todos los países podrán actuar, o si habrá concursantes que tendrán que ser votados por una actuación pregrabada ante la imposibilidad de viajar hacia allí. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero eso no ha sido lo que ha hecho que Soraya esté en boca de todos los eurofans, sino más bien lo que ha dicho sobre la cadena, TVE, y más concretamente sobre todo el equipo que trabaja, año tras año, en la elección del candidato y de la canción que nos representará. 

Soraya carga contra el equipo de TVE que trabaja en Eurovisión

La cantante participó en una charla en el Colegio Mayor Pío XII de Madrid donde se hablaba sobre el Festival, y Soraya explicó que «me da la sensación de que el equipo de personas que están trabajando, y obviamente Televisión Española es el ente y mi problema no es Televisión Española, es gente que está dentro y que le da absolutamente igual festival».

Matizó sus palabras argumentando que «hay gente que probablemente no es 'eurovisiva', hay gente que tiene su salario a final de mes y no le van a pagar más por ganar o perder. Da absolutamente igual». Es decir, Soraya cree que las personas que trabajan en el departamento encargado de Eurovisión dentro de TVE no están realmente interesadas en el Festival, lo que hace que al final no se trabaje bien la candidatura y España acabe quedando siempre entre los últimos puestos.

Soraya quiso ser todavía más concreta y aclaró que «Hay gente a la que Televisión Española no la va a dar de baja, porque le va a costar una fortuna echarlos. Que son unos carcas y unos cutres. El que paga el pato es el que representa al país y todo el equipo, que lo pasamos fatal cuando vamos donde tenemos que ir».

Los seguidores del concurso rápidamente dedujeron a quien se refería Soraya, y no es ni más ni menos que Toñi Prieto, jefa del área de entretenimiento de TVE y una de las máximas responsables de la preparación del certamen. Muchos creen que ella es la culpable de que a España le vaya tan mal en Eurovisión y la acusan de no escuchar a los seguidores del formato, de no arriesgar y de no trabajarse las actuaciones de los artistas, porque a veces una buena canción no lo es todo para ganar este concurso.

Aclara sus palabras: 'No mezclemos las cosas'

Sea cual fuera la intención de Soraya con sus palabras, las redes sociales ardieron entre los que apoyaron sus palabras en las críticas hacia TVE y Eurovisión y aquellos que la acusaron de no saber perder, ya que en 2009 presentó a nuestro país en el concurso con muy malos resultados.

Ante la avalancha de comentarios, Soraya ha querido explicarse: «Me resulta un tanto sorprendente que mis argumentos, que son los mismos desde el año 2009, sobre mi paso por el Festival de Eurovisión, causen revuelo en estos momentos. 12 años después».

Añade que «lo que sí quiero dejar muy claro es lo que viene ahora. En Televisión Española trabajan MILES de profesionales que no tienen que ver ni con el Festival de Eurovisión ni con lo que me pasó a mí aquel año. Así que, por favor, no mezclemos las cosas. Dejemos tranquila a la gente. Gracias».