Sira, la otra hija de Luis Enrique con un futuro prometedor a sus 20 años

Sira Martínez Cullell se postula como una de las más destacables amazonas de España, a pesar de su corta edad.

Sira Martínez Cullell recogiendo un premio a lomos de su caballo.
Sira Martínez se postula como una de las primeras amazonas de España. | Ecuestre

Sira Martínez Cullel de tan solo 20 años de edad se ha convertido en una espectacular amazona. La hija mediana del entrenador de fútbol de la selección española, Luis Enrique Martínez, destaca en los circuitos nacionales. También debuta en competiciones internacionales donde ha obtenido resultados más que satisfactorios. 

La carrera profesional de Sira en el mundo de la hípica promete y así lo corrobora su palmarés. La hija fruto del matrimonio entre Luis Enrique y Elena Cullel, se ha consolidado como una de las primeras amanzonas de España en la categoría juvenil de jinetes. 

«Estoy muy contenta con el debut en la categoría y con muchas ganas de seguir mejorando», decía la joven en uno de sus primeros debuts con el equipo español.

Un palmarés brillante

Los primeros coletazos de Sira en el mundo de la competición hípica fueron en junio de 2014 a lomos del caballo Licantos. Tan solo tres meses después de ese concurso, ya se hizo con el tercer puesto en la competición. 

Desde entonces la cosecha de premios fue creciendo. En el 2015 participó en su primer Campeonato de España y, al año siguiente, en el Campeonato de España de Menores de Salto donde llegó hasta la final. 

Tres años después de que comenzara sus andanzas entre las competiciones ecuestres españolas, inició su trayectoria en el panorama internacional. Ya en el año 2017 se hizo con sus primeros pódiums en España y, en 2018 se proclamó ganadora de sendas pruebas del Campeonato de España de Menores y de la Ruta Cerdanya 2. 

Exactamente, fue en 2019 cuando su carrera deportiva despegó. Ganó varios primeros y segundos puestos en concursos de saltos internacionales, como  el CSI2* Villeneuve-Loubet (Francia) y el CSIOY Gorla Minore (Italia). Además, se proclamó vencedora del Campeonato de España Absoluto y Clásicos tras conseguir el indiscutible primer puesto. 

En el presente año, Sira ya suma dos segundos puestos, un CSI3* en el Real Club de Polo de Barcelona que se celebró en febrero, un segundo puesto en ese mismo concurso en el mes de junio y un podio con el primer puesto en la Ruta de la Cerdanya XX Aniversario. 

Estos premios cosechados por Sira no son fruto de la suerte sino de mucho esfuerzo, empeño y dedicación. Quienes la conocen, afirman que «monta muy bien. Es seria y muy trabajadora. Está teniendo muy buenos resultados últimamente». 

Su rutina de entrenamientos la lleva a cabo en el centro hípico de alto rendimiento de Barcelona, el Open Sports Club. Es considerado uno de los mejores centros de España. Se inauguró en 1997 y está situado en el Prat de Llobregat. Destaca preparando jinetes de doma y de salto de obstáculos. 

La entrenadora de Sira, Margareth Mollet también es amazona. Principalmente, entrena a los jinetes de alto rendimiento de salto del Open Sports Club. 

Apoyo incondicional de su padre

Sira contaba con dos hermanos fruto del matrimonio entre sus padres: su hermano mayor, Pacho de 21 años y Xana quien tristemente falleció el 29 de agosto de 2019 cuando tenía 9 años. 

La familia arropa a la joven campeona en cada una de las competiciones, siempre que sus agendas se lo permiten. Luis Enrique acude a los concursos camuflado bajo una gorra y unas gafas de sol para admirar la destreza de su hija a lomos de su caballo. 

«Se muestra como un padre orgulloso pero muy discreto. Si no se le reconoce, mejor. Es una gente estupenda, tanto el padre como la madre son encantadores», dicen los espectadores de esta rama deportiva. 

Los rumores sobre los noviazgos también vuelan por las pistas de equitación. Se especula que Sira podría tener una relación sentimental con un chico del mundo del caballo. 

El peor momento de Sira 

La gloria de Sira no siempre han sido alegrías. Su peor momento vino dado por la repentina muerte de su caballo Rialto de L’Esques durante la noche previa a la competición en Bélgica en el año 2019. 

El golpe fue tan duro que la joven se retiró de la competición. Sin embargo, su pasión por este deporte le condujo a retomar las riendas y continuó luchando junto a su equipo con un caballo de menor experiencia que el suyo: la yegua Hannah van het Lambroek. No cabe duda de que, en vistas a los resultados venideros que han obtenido juntas, Sira tomó una buena decisión.


Comentarios

envía el comentario