Rocío Carrasco a la izquierda y Olga Moreno y David Flores Carrasco a la derecha

La enfermedad de David Flores Carrasco, otra vez noticia

Se cuestiona el porqué sus padres no visibilizan esa patología

El joven David Flores Carrasco, de 22 años, está al margen del foco mediático. Sin embargo, no puede evitar que se hable de él por ser hijo de Antonio David Flores y Rocío Carrasco, además de nieto de Rocío Jurado.

Precisamente hoy vuelve a ser noticia. Y lo es porque un medio, concretamente 'Cotilleo.es', ha venido a cuestionar el porqué sus padres jamás han hablado de la enfermedad que sufre.

Silencio sepulcral en torno a la salud de David

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Rocío Carrasco si por algo se ha caracterizado estos años es por mantener una postura de absoluto silencio. Jamás ha querido hablar ni en un plató de televisión ni en las revistas de su separación del ex guardia civil. Es más, también se ha mantenido callada sobre las causas que hicieron que rompiera la relación con sus hijos, Rocío Flores y David Flores.

Y eso que no le han faltado razones para 'dar un golpe en la mesa'. Sí, porque su ex marido, al contrario que ella, ha ido de plató en plató y de publicación en publicación dando todo tipo de información.

Así, ha hablado de supuestas infidelidades, de la familia Jurado al completo, del marido actual de su ex mujer (Fidel Albiac), de la herencia de Rocío Jurado...No hay tema del que no haya sacado rentabilidad económica. Y de esta manera lleva años y años. Eso se ha convertido en su principal fuente de ingresos.

Sin embargo, es cierto que ni ella ni él han mencionado jamás la enfermedad que sufre el hijo que tienen en común. En ese caso han estado de acuerdo y no han hecho referencia a la misma. Eso sí, Antonio David sí ha mencionado detalles puntuales de los ingresos hospitalarios del menor o de los centros donde se le ha tratado.

La enfermedad de David Flores Carrasco

Por todos es conocido que el nieto de Rocío Jurado tiene una enfermedad. No obstante, el hecho de que sus progenitores ni nadie de la familia haya hablado jamás de ella, ha dado lugar a todo tipo de suposiciones y rumorología.

Así, por ejemplo, la revista 'Semana' vino a publicar en su momento que el joven sufre lo que se conoce como síndrome de Williams. Esta es una enfermedad de tipo genético que afecta a varias zonas del organismo al mismo tiempo. Eso da lugar a que el paciente pueda tener variados síntomas tales como hiperactividad, rasgos faciales distintivos o complicaciones para realizar tareas de tipo espacial.

Eso sin pasar por alto que también se asocia a una enfermedad cardiovascular que se manifiesta a través de un estrechamiento de la aorta.

No obstante, otros medios, como sería el caso de 'Blastingnews', han llegado a publicar que David Flores Carrasco tiene el síndrome de Angelman. Este, por su parte, es un trastorno genético que trae consigo que la persona que lo padece tenga ciertos problemas en el desarrollo o en el habla. Además, puede presentar una personalidad muy feliz, puede sonreír de manera muy frecuente y puede tener cierto grado de discapacidad intelectual.

Eso sí, todo son conjeturas al respecto y públicamente no se conoce en realidad la enfermedad que sufre el joven, que tiene en su hermana mayor a su fiel apoyo.

¿Por qué ese silencio?

Mantener la absoluta intimidad de su hijo o lograr que pueda estar lo más alejado posible del foco mediático en pro de su calma pueden ser las causas del silencio sobre la salud del joven. Razones de peso y absolutamente comprensibles.

Eso sí, la postura de Rocío Carrasco y de Antonio David Flores es totalmente opuesta a la de otros padres famosos con hijos con ciertas patologías o trastornos. Padres que sí las han visibilizado en pro de quienes las padecen. Este sería el caso, por ejemplo, de Bertín Osborne y Fabiola que han reconocido la lesión cerebral de nacimiento que sufre su hijo Kike.

Y a ellos se unen más celebrities como Arévalo, que tiene una hija con síndrome de Down, o la cantante Raquel del Rosario cuyo vástago es autista.

Sea como sea, cualquier decisión paterna o materna en este sentido es respetable al 100 %.