Sara Carbonero sonriente y vestida de blanco con fondo blanco

'Sara, estate tranquila, a Iker le ha dado un infarto'

Sara Carbonero relata en el documental 'Colgar las alas' de Movistar + cómo vivió el fatídico día de Iker Casillas

Este último año ha sido muy complicado para Iker Casillas y Sara Carbonero. Ambos se han enfrentado a situaciones y enfermedades difíciles, pero gracias a su empeño, fuerza y apoyo mutuo han sabido salir con la cabeza muy alta de todas ellas. Y así lo han demostrado y explicado públicamente en Movistar + en su nuevo documental 'Colgar las alas'.

El documental de Iker Casillas iniciaba hace apenas unos días con la Temporada 1, que consta de cuatro capítulos: 'El Infarto', 'Empezar, volver', 'Glasgow'' y 'Cambiar de piel' y que se han ido estrenando cada viernes. Todavía no se ha confirmado que haya más temporadas.

En este reportaje tan esperado, y que ha tenido una gran acojida entre el público, se repasa la exitosa trayectoria profesional del portero desde sus inicios en el Real Madrid hasta el anuncio de su retirada este pasado verano.

'Colgar las alas' se enfoca en el infarto que sufrió Iker y que marcó su despedida

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Sobre todo, 'Colgar las alas' pone especial atención a su última etapa en Oporto, marcada por el infarto que sufrió durante un entrenamiento el 1 de mayo de 2019 y que acabaría precipitando su despedida de los terrenos de juego y un cambio radical en su vida, profesional y personal. 

Sara Carbonero explica de primera mano cómo vivió aquel angustioso día. «El 1 de mayo de 2019 yo estaba en Cádiz, había estado allí dos días por trabajo y cogimos el vuelo con total normalidad hacia Madrid, donde yo tenía que hacer una escala de unos 30 minutos hasta coger mi avión a Oporto», detalla la periodista. Se despidió de una amiga, se quedó sentada, pero a los cinco minutos vio que volvía a entrar por la puerta: «Sara, estate tranquila, a Iker le ha dado un infarto».

Cuenta que su reacción fue llamarle, aun sabiendo que no se lo cogería. Entonces llamó a Sandro, el jefe de seguridad del club, pero tampoco respondió: «Era raro, porque Sandro siempre responde». De hecho, Sandro cuenta en el documental que Iker le impidió hacerlo.

Finalmente, cuando Sara iba a subir al avión, le llamó su marido «con la voz débil, pero me tranquilizó», afirma. Fue al llegar al hospital que entendió la gravedad del episodio, el ambiente era pesimista y «aquello me rompió el alma».

«Fue una situación muy angustiosa, no puedes respirar», confiesa Casillas

Afortunadamente el futbolista, ya retirado de los terrenos, se recuperó y, pese a las secuelas derivadas del infarto, puede contarlo y llevar una vida completamente normal. Casillas también se sincera en el documental respecto al día más horrible de su vida: «Fue una situación muy mala, muy angustiosa, no puedes respirar y no te da tiempo a hablar con nadie».

Iker Casillas se despedía de todos sus seguidores de la mejor manera posible el pasado 4 de agosto: «Lo importante es el camino que recorres y la gente que te acompaña, no el destino al que te lleva, porque eso con trabajo y esfuerzo, llega solo y creo que puedo decir, sin dudar, que ha sido el camino y el destino soñado». Esto escribía él mismo en sus redes sociales. La publicación iba acompañada de la carta de su despedida y retirada del fútbol.

Lo cierto es que el guardameta ha pasado por tiempos especialmente dificultosos, juntamente con su mujer. Desde aquel susto se ha mantenido alejado del campo y ha estado preparando su vuelta a Madrid, donde ya reside con su familia y planea su futuro profesional. 

Además, por si fuera poco, semanas después de salir del hospital, su mujer, Sara Carbonero, anunciaba que padecía cáncer. Ha sido un año de inflexión para toda la familia y de muchos cambios. El 2021 solo puede ir a mejor.