Rocío Carrasco vestida de negro durante su participación en 'Lazos de Sangre' de TVE.

'Rocío Carrasco me debe 150.000 euros pero ha encontrado cómo evitar el pago'

La hija de la más grande no quiere hacerse cargo de sus deudas

La guerra judicial entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores parece no tener fin. La hija de la más grande aprovecha para demandar al padre de sus hijos cada vez que tiene la oportunidad, aunque no siempre sale ganando.

A Rocío Carrasco también le toca hacerse cargo de las costas de los juicios, un dinero que pertenece a Antonio David, que asegura no haber visto ni un euro.

«Me debe costas judiciales. No lo he cuantificado, pero calcula que han sido alrededor de unas 15 o 16 demandas perdidas a 150.000 euros que me pedía por daños en cada una de ellas…», contaba Antonio David en una entrevista  en ‘Sálvame’ a finales de 2019.

Ahora, el tema ha vuelto a la palestra esta semana. La mismísima Belén Esteban se preguntaba por qué su compañero de programa no había cobrado nada con el extenso patrimonio que posee la hija de Rocío Jurado. Sin pelos en la lengua, Antonio David Flores respondía con naturalidad: «Es insolvente».

El ex guardia civil explicaba el as en la manga que su ex mujer tenía guardado para evitar hacerse cargo de estas costas.

«En una época de mi vida yo me declaré insolvente porque yo no tenía trabajo y a partir de ahí muchos amigos que trabajan en este medio se han hecho eco y con esto han intentado dañarme en el juzgado. Rocío Carrasco es insolvente, tiene una sociedad heredada de su madre que no se puede tocar», sentenciaba Antonio David Flores. Por este motivo, le será muy complicado hacerse con esa importante cuantía económica que le debe su ex mujer.

Una nueva etapa

En lo personal, Antonio David Flores también ha pasado un momento complicado, pero parece que tras la tormenta ha llegado la tempestad.

La situación con su mujer parece que va viento en popa tras hacerse públicos unos supuestos escarceos amorosos del padre de su hija Lola.

Sin embargo, el colaborador  de ‘Sálvame’ se encuentra entre la espada y la pared. «Olga me pidió no hablar de las infidelidades y yo me encuentro con el compromiso de mi trabajo. Lo que no se puede es estar sentado y decir que no se habla de un tema», explicaba hace unos días.

De hecho, el padre de los hijos de Rocío Carrasco se había planteado firmemente abandonar su puesto de trabajo en ‘Sálvame’ para que Olga Moreno dejase de sufrir.

No obstante, parece que no hace falta. Y es que afortunadamente para la pareja todo es ya cosa del pasado y ahora quieren vivir su presente junto al resto de su familia.