La Reina Sofía, seria y de negro durante un acto

Preocupación en los hermanos de Sofía: nadie sabe dónde está ni qué hará

La Reina emérita no acudió a la misa en recuerdo de las víctimas de la pandemia en La Almudena

La Casa Real española no está pasando por su mejor momento. La figura de don Juan Carlos está siendo muy polémica en los últimos tiempos. Su mujer ha optado por mantenerse en un segundo plano. Tanto es así que algunos la dan ya por desaparecida.

Mientras todas las miradas se centran en don Juan Carlos, hay otro miembro de la familia real con un futuro también incierto, doña Sofía. Desde que estalló la crisis del coronavirus, se ha visto a la madre de Felipe VI en una sola ocasión cuando visitó en junio su fundación.

Antes del confinamiento, el último acto de doña Sofía fue la visita al Cristo de Medinaceli. Las cosas han cambiado mucho en los últimos cuatro meses para la institución que ha representado tantos años.

Su desaparición tendría que ver con este huracán mediático y político que se está viviendo en Zarzuela. Más allá del coronavirus y de que ella forme parte de un grupo de riesgo por su edad, resultó sorprendente que doña Sofía no acudiese a la misa dedicada a las víctimas de la pandemia.

La Reina emérita suele ser siempre la primera en hacer acto de presencia en este tipo de eventos. No obstante, en esta ocasión causó baja. Los que sí asistieron fueron Felipe VI, Letizia y sus dos hijas, Leonor y Sofía.

El Ejecutivo y Zarzuela podrían estar buscando una solución para alejar a don Juan Carlos de la Corona y su mujer podría sufrir las consecuencias. Esta misma situación ya la pasó su hija Elena. No hay que olvidar que la relegaron a familia del Rey tras los problemas judiciales de su hermana Cristina.

Reduccion del núcleo duro de la Familia Real

Desde junio de 2014, por decisión de Felipe VI, la familia real se redujo considerablemente. Las infantas Elena y Cristina y sus hijos dejaron de formar parte del núcleo duro de la Casa Real.

Ahora todo apunta a que podría volver a reducirse la familia todavía más si Felipe VI opta por apartar también a sus padres de la Corona.

Sin embargo, doña Sofía sigue siendo un activo para la Corona. La Reina emérita siempre ha sido el gran punto fuerte de Zarzuela. Desde que se convirtiera en Reina de España, doña Sofía ha gozado del cariño de los españoles y la abdicación del rey Juan Carlos no ha cambiado nada su popularidad.