Terelu Campos en un plató de Telecinco

Publican por qué el padre de Terelu se quitó la vida: 'Causas desgarradoras'

Jose María Borrego se suicidó cuando ella tenía 18 años

El clan más mediático de la televisión, el de las Campos, tiene un pasado familiar negro que siempre acaba saliendo a la luz, y es el padre de las hijas de Maria Teresa Campos, José María Borrego, decidió suicidarse en 1984 sin motivo aparente, cuando Carmen Borrego y Terelu aún eran unas adolescentes y tenían solo 17 y 18 años.

María Teresa Campos y José María Borrego se habían casado 20 años antes, en 1964, y aunque lo hicieron muy enamorados, el tiempo debilitó su relación hasta que terminaron separándose y viviendo cada uno en un lugar, Maria Teresa en Madrid con sus hijas, y José María en Málaga por motivos de trabajo, separado de sus hijas.

Los motivos que le llevaron al suicidio

Terelu Campos relató en su biografía ‘Frente al espejo’ que todo era normal días antes de que su padre decidiera suicidarse y que no pasó absolutamente nada que propiciara que tomara una decisión tan drástica: «No había ningún sobresalto en nuestras vidas», señaló.

Sin embargo, ahora habría salido a la luz que el entorno más cercano de Jose María Borrego tendría otra versión de los hechos, algo que arrojaría luz a la historia de por qué decidió tomar tal decisión. Por lo visto, él no estaba tan bien como aparentaba y se sentía solo por sus hijas vivían en Madrid y no las podía ver tanto como quería porque él vivía en Málaga.

Tal y como han confirmado varias personas del entorno del padre de Terelu, este intentó varias veces, infructuosamente, trasladarse a Madrid para estar más cerca de sus hijas, pero finalmente no le fue posible. La soledad se adueñó de él, así como la nostalgia por no poder ver a sus hijas, algo que pudo conducirle finalmente a su trágico final.

Sus últimas palabras a Terelu

Terelu aún recuerda el último contacto que mantuvo con él, asegurando que él ya sabía lo que iba a hacer,  pues ella y Carmen llamaron a su padre unos días antes de su muerte para invitarlo a pasar unos días con ellas en Marbella. «Dio una respuesta que en aquel momento nos pasó lógicamente desapercibida: ‘No, esperaos que no me viene bien. Estoy bastante liado’. Lo siguiente es lo que se sabe. La historia ocurrió con premeditación y alevosía. Y allí se pegó un tiro», explicó Terelu Campos en su libro autobiográfico, Frente al espejo.