La Princesa Leonor

La princesa Leonor se queda de piedra con los nietos favoritos de su abuela

Leonor no entiende su decisión

Leonor lleva unas semanas muy intensas desde que aterrizara en España a finales de junio. Pensó que tras finalizar el curso escolar en Gales iba a poder desconectar por completo, pero no contaba con que la cargaran con tantas actividades. En Zarzuela pretenden que vaya ganando cierto protagonismo en la agenda institucional.

Se le ha podido ver con sus padres recientemente en Santiago, y con anterioridad participó en otros dos eventos. El primero de ellos fue la entrega de los Premios que llevan su nombre en Girona. Ya en solitario, sin la compañía de sus padres, hizo su primer viaje oficial al extranjero para presenciar un partido de la selección de fútbol.

Pero Leonor echa mucho de menos la tranquilidad que le aporta residir en otro país. En Gales encontró el sitio perfecto para pasar desapercibida y ser una más. Además, allí permanece un poco más ajena a las críticas que suele recibir la familia real.

▶️ El vídeo del que todo el mundo habla: La nueva polémica de la reina Letizia

Recientemente se publicaba una información que la afectaba y que la dejaba, en cierta medida, en mal lugar. Su abuela Sofía acudió a Marbella a un concierto de la Orquesta y el Coro del Maggio Musicale Fiorentino. Estaba dirigido por uno de sus mejores amigos, el exdirector de la Orquesta Filarmónica de Israel Zubin Mehta.

El portal Vanitatis había señalado que la emérita no acudiría sola. Tenía previsto asistir al recital con tres de sus nietos, sin desvelar la identidad de estos. Lo único que estaba claro es que entre ellos no estarían las hijas de Felipe.

La princesa Leonor y su familia
Leonor, con sus padres y su hermana, en uno de sus primeros actos del verano. | Europa Press

Lo más probable es que entre los elegidos se encontraran los descendientes de Cristina e Iñaki Urdangarin. Pero finalmente, Sofía tuvo que acudir con su hermana Irene y unos amigos.

Leonor no entraba posiblemente en los planes de la emérita. El trato con su abuela es más bien distante, sobre todo por órdenes de su madre, que trata de limitar al máximo el contacto. Eso es algo muy evidente que nadie pone en duda.

Solo hay que echar la vista atrás para recordar el triste episodio que protagonizaron las dos reinas en la catedral de Palma en 2018. La asturiana hizo todo lo posible para evitar que su suegra se fotografiara con las niñas. Por algún motivo que se desconoce trató de impedir la controvertida instantánea.

En el palacio controlan al máximo cualquier actividad en la que vaya a participar la heredera. Están muy pendientes de todos los eventos para que no se ponga en riesgo su imagen.

Doña Sofía junto a sus nietas Leonor y Sofía a la salida de un restaurante en Palma de Mallorca, en 7 de agosto de 2021
Sofía, con Leonor y la infanta. | GTRES

No son partidarios de que aparezca en compañía de su abuela, y menos en actos oficiales. Posiblemente se trate de una medida adoptada por Letizia, cada vez más alejada de su suegra.

Leonor se reencontrará con su abuela

Leonor aterrizará en cuestión de horas en Palma. Allí tiene previsto disfrutar de unos días de descanso en Marivent junto a sus padres y su hermana. Será algo más de una semana el tiempo que pasarán en tierras baleares.

Tendrán que cumplir con una serie de compromisos oficiales, pero también habrá espacio para el descanso. Queda por ver si se repiten las imágenes de otros años, cuando la emérita salía a pasear o de compras con sus nietas. Era una demostración de naturalidad y sencillez por parte de la familia real.

Una vez que concluya la estancia en Palma, los reyes se desplazarán a algún lugar desconocido para empezar de manera oficial sus vacaciones. Como suele ser habitual, se trata de un destino fuera de España que tratan de mantener en secreto. Allí permanecen totalmente apartados del foco mediático.

Leonor tiene ganas de estar con los suyos y desconectar por completo. Sabe que en septiembre empieza para ella un curso muy exigente en Gales.