Isabel Pantoja saliendo de un coche

La preocupante delgadez de Isabel Pantoja el día que vuelve a la vida pública

La tonadillera por fin ha abandonado Cantora tras más de ocho meses escondida

Ha llegado el esperadísimo día.  Isabel Pantoja por fin ha dejado Cantora tras muchos meses de encierro, ocho en concreto, desde aquel día en el que su hijo la destrozaba por completo con 'Cantora, la herencia envenenada' y desvelara todos sus trapos sucios públicamente.

A partir de ahí, empezaba una guerra abierta que lleva meses candente, pero que ha pasado a un segundo plano debido al revuelo que se ha formado con el documental de Rocío Carrasco, aunque parece que ni  Kiko Rivera ni la tonadillera han parado en ningún momento.

Hace poco, se daba a conocer que el Dj había decidido tomar medidas legales contra su madre, un paso que había meditado mucho, esperando que Isabel Pantoja decidiese hablar con él y aceptar devolverle las cosas que por derecho le pertenecen por su propia voluntad.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Sin embargo, ese momento no ha llegado, y finalmente tras varios intentos de hacerle llegar la notificación mediante notario, finalmente hace una semana, la tonadillera recibía ese aviso definitivo que implica verse las caras en el Juzgado con su hijo.

Cabe destacar, que hasta el momento, Pantoja no se ha quedado cruzada de brazos, sino que movía ficha y se deshacía de algunas de sus propiedades para poder saldar sus deudas y limpiar su nombre con Hacienda. Todo, después de que su hijo pusieste de manifiesto ciertas irregularidades, algo que se unía a la campaña de desprestigio que parecen haber llevado en su contra todos estos meses.

La esperada reaparición pública de Isabel Pantoja

Ahora, la tonadillera parece haber renacido de sus propias cenizas y ya ha decidido que es hora de dar la cara y recuperar su vida normal. Así, Pantoja ha reaparecido públicamente en el aeropuerto de Jerez, visiblemente desmejorada y mucho más delgada, quizás debido al estrés y los disgustos que ha tenido estos ocho meses. 

Ataviada con sus caracteristicas gafas de sol negras, mascarilla en la misma tonalidad que le cubría buena parte de la cara y su larga melena recogida en una coleta, Pantoja ha puesto rumbo a Madrid y se ha mostrado de lo más tranquila ante la presencia de los periodistas a los que incluso llegaba a dar los '¡Buenos días!' con amabilidad. 

«Con ganas de volver al trabajo», ha anunciado de forma escueta tras enfrentar por primera vez en meses a la prensa.

Un tiempo que ha pasado encerrada en Cantora, su querida finca, donde solo podía contar con la compañía de su inseparable hermano Agustín, y su madre, doña Ana, los únicos en los que parece confiar después de tanta traición. 

Alejada de sus amigos y también de sus hijos

Y es que la artista parece haberse alejado hasta de sus amigos más cercanos, como es el caso de Raquel Bollo  o  Luis Rollán, quien llegaba a hacer un llamamiento desesperado a la tonadillera desde el programa 'Viva la vida', para que por favor recapacitase y pensase en las consecuencias de la guerra que libra con su hijo.

Así, Isabel Pantoja se quedaba sola ante el peligro, ya que tampoco tiene relación con su hija Isa, tal y como confirmaba ella misma. Su relación también se ha enfriado mucho en los últimos meses, sobre todo desde ese famoso día en el que Chabelita se vio obligada a trepar las verjas de Cantora para conseguir llegar hasta su madre.

Isa estaría muy molesta con su madre porque no ha estado a su lado a la hora de poner en marcha los preparativos de su próxima boda con Asraf Beno, pero los más afectados han resultado ser, sin duda alguna, sus nietos.

Sus nietos, las víctimas colaterales del conflicto

Tanto las hijas de Kiko Rivera e  Irene Rosales, a la que también se ha culpado de tener parte de resposabilidad en que su marido se haya distanciado de su madre, -ciertos fans de Isabel Pantoja no han dudado en atacarla vía redes sociales por esta circunstancia-, como el pequeño Albertito, hijo de Isa, empiezan a notar el distanciamiento con su abuela.

De hecho, Asraf Beno aseguraba hace poco en 'Viva la vida'  que Albertito se negaba a ir a Cantora, e Isabel Pantoja tampoco habría mostrado interés en verle o pasar tiempo con él, ya que por lo visto le había prometido verle con motivo de su cumpleaños.

Con tantos frentes abiertos, acusada también de ser una mala madre y abuela, Pantoja empieza a pasar página y afronta con ilusión sus nuevos proyectos profesionales, entre los que se incluye su participación como jurado en 'Top Star, ¿cuánto vale tu voz?', donde compartirá pantalla con Risto Mejide o la mexicana Danna Paola.