El mensaje que Irene Rosales escribió a Alicia, amante de Kiko Rivera

Kiko Rivera es desleal a Irene Rosales con una camarera. La mujer de Kiko le para los pies a su marido y a su amante.

Kiko Rivera con su mujer Irene Rosales en la entrada del Parque Warner de Madrid
Irene Rosales pilla a su marido coqueteando con una camarera y su mujer responde | GTRES

Irene Rosales tiene un crudo papelón tras salir a la luz un testimonio en el que asegura que Kiko le habría enviado un mensaje subido de tono a su exnovia, Techi Cabrera, el pasado mes de agosto. 

Aunque estas afirmaciones carecen de veracidad para la mujer de Kiko Rivera, sí confiesa que su marido no se había portado bien con ella durante la crisis que tuvo el matrimonio a principios de año. Irene no ha seguido el consejo de su suegra, Isabel Pantoja, quién les ha recomendado que no rindan cuentas a nadie de sus problemas. 

La nuera de Isabel Pantoja ha dejado claro que ella no tiene cuernos porque no es un animal, pero sí ha habido deslealtades por parte de Kiko Rivera hacia ella. 

«Él ha cometido sus fallos, pero eso es cosa de mi marido y mía. Y que no diga que llevo cuernos porque yo cuernos no llevo, porque no soy ningún animal», dice tajante Irene. Sin duda, sus palabras han sido aplaudidas por los compañeros presentes en el plató de Emma García. 

Crisis en el matrimonio

Irene ha confesado en el programa de 'Viva la vida' que a mediados de enero, en plena crisis matrimonial, Kiko había mantenido una serie de mensajes subidos de tono con una camarera de una discoteca de Sevilla, llamada Alicia.

La astuta Irene asegura que no se enteró porque le pilló los mensajes a su marido, sino que «fue un sexto sentido». Kiko no se los enseñó, como era de esperar, sino que su mujer esperó a que se durmiera para desbloquear su móvil y, los vio. 

Irene no se dio por vencida y aunque le pidió explicaciones a Kiko, no pasó por alto el papel de Alicia en esta situación. La cuñada de Chabelita se puso en contacto con la camarera y le recomendó que se alejara de su marido. 

«Si fueras una mujer de verdad, no te meterías en una relación» le dijo Irene a Alicia, según esta última. En palabrad de la camarera, ella no tuvo nada con Kiko porque ella no quiso. 

Irene a día de hoy afirma que «me arrepiento de lo que hice y supe que iba a salir». Por aquel entonces, la pareja atravesaba «un bache». La madre de Irene había fallecido y «Kiko no estuvo a la altura». 

Sin embargo, Irene le perdonó e, incluso, le dio las gracias por la ayuda que había recibido de él, una vez que superó la pérdida de su madre. «Él ha metido la pata, pero no hay que crucificarle», le defiende Irene. Eso sí, Kiko ha tenido que acatar unas normas si quiere ir a las discotecas: no puede haber camareras en la cena de empresa ni en los cumpleaños. 


Comentarios

envía el comentario