María Casado en una imagen de archivo

María Casado desvela el motivo real (y que nadie ha dicho) de su despido

Aunque no ha querido vincularlo como una decisión política, si ha mostrado su opinión con respecto a la falta de libertad en las radios y televisiones públicas.

RTVE siempre ha estado bajo el foco de la crítica por su  falta de neutralidad política. El hecho de que la Corporación de Radio y Televisión pública española dependa del color del partido de turno, supone una de las vulneraciones más grandes al principio de la institución. 

Por este motivo, la destitución de María Casado al frente del programa de las mañanas de TVE generó severas críticas en redes sociales, convirtiéndose a las pocas horas en 'trending topic'. 

María Casado, ¿purgada por motivos políticos?

A pesar de los múltiples usuarios que salieron en defensa de una gran profesional como María Casado, la periodista no ha querido vincular su despido como parte de una purga por motivos políticos. 

«No he entrado en temas políticos jamás y no voy a hacerlo ahora. No ha ido nunca conmigo. He trabajado muchos años con muchísima gente diferente y jamás he tenido ningún problema. Se me ha valorado por mi trabajo y cada etapa tiene su momento», afirmaba la periodista a 'El Mundo'. 

María Casado ha intentado quitar hierro al asunto señalando que su despido se debe a razones empresariales. «En las decisiones de empresa, ni he entrado nunca ni entraré. La empresa decide que tiene otro proyecto para la mañana, completamente distinto, y yo ahí, no entro», indicaba la periodista.

Además, la presentadora ha querido desmentir el rumor que circulaba por los medios de comunicación y redes sociales, donde se decía que su despido estaba motivado por su entrevista  a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso. 

«Se me comunicó días antes de esa entrevista; no tuvo relación. Las cosas son más sencillas de lo que parecen» decía Casado a 'El Mundo'.

Crítica con la dependencia de los medios públicos con los políticos de turno

La presidenta de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión ha querido ser correcta a la hora de hablar de la que fuera su casa, agradeciendo a todo el equipo por los maravillosos años juntos.

«Solo tengo palabras bonitas para mi casa. Sé que, desde fuera, se vive con mucha intensidad, pero cierro esa etapa con  muchísimo cariño y muy feliz. Las circunstancias son las que son», afirma la presentadora catalana.  

Sin embargo, al margen de su despido, ha querido enviar un recado a la corporación pública, dejando en evidencia que muchas de las decisiones que se toman si son políticas.

«Siempre he dicho que ojalá todas las televisiones y radios públicas consigan alejarse de la política y dejen de ser el juguete político de unos y otros;  el día que se consiga eso habremos ganado en libertad todos en general. La receta existía: desvincular el mandato de los directivos de RTVE del Gobierno» advertía María Casado. 

No es la primera vez que la periodista reflexiona sobre este asunto, aunque ahora tras su despido cobra mayor importancia.

A pesar de tener que abandonar la que fuera su casa durante más de 20 años, María Casado se encuentra en un momento profesional muy dulce. Tras pedir la excedencia, la presentadora recibió una oferta de Antonio Banderas para iniciar un nuevo proyecto laboral.