Isabel Pantoja dentro del coche y mirando a través de la ventana, con gafas de sol y bufanda blanca

Isabel Pantoja rompe su silencio semanas después de estallar el caso Cantora

La tonadillera ha decidido conceder unas palabras a una revista de la prensa rosa

Desde hace semanas, Isabel Pantoja es protagonista constante de la prensa rosa. Y todo porque su hijo mayor, Kiko Rivera, la 'desenmascaró' en un programa de televisión. En concreto, desveló los supuestos tejemanejes económicos que había realizado con la herencia de Paquirri. Eso sin pasar por alto que también contó que su madre había mentido sobre los objetos personales del torero. Sí, porque, según el dj, no habían sido robados, ella los guarda en la finca Cantora.

Esas informaciones hicieron que se pusiera en tela de juicio a la tonadillera, que ahora está atravesando un momento realmente complicado por esa situación. Desde aquellas, ella se ha mantenido en silencio. Sin embargo, ahora ha decidido hablar. Y lo ha hecho para la revista 'Semana'.

Isabel Pantoja en portada

Aunque escuetas han sido las palabras de la artista, lo cierto es que las mismas han despertado mucho interés. Por ese motivo, el mencionado medio ha decidido poner en portada las citadas. En concreto, lo ha hecho subiendo una fotografía de aquella en la que aparece de forma pensativa y esa imagen la ha acompañado del siguiente titular: «Isabel Pantoja rompe su silencio».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

En el interior de la revista es donde se conocen las declaraciones de la sevillana. Y sin lugar a dudas, las más sorprendentes son las que dicen así: «Tengo la conciencia muy tranquila».

Su hijo la ha acusado de haber hecho un uso inapropiado de la parte que le correspondía de la herencia de Paquirri. Sin embargo, por esa manifestación queda claro que la tonadillera no se arrepiente de nada de lo que hizo con la misma. Posiblemente considere que actúo de la forma adecuada en cada momento y que no tiene nada que justificar ante Kiko.

Centrada en su madre

En la mencionada publicación también se expone que Isabel Pantoja está absolutamente alejada de la polémica que existe en torno a ella y a los Rivera. Así, ha reconocido que está viviendo en Cantora y que allí se encuentra centrada en el cuidado de su madre. Y es que esta se halla atravesando una etapa en la que su estado de salud es realmente débil y delicado. De ahí que la artista se esté desviviendo por atenderla como es debido.

De la misma manera, ha manifestado que en la finca es donde ha encontrado su refugio, pero también el lugar perfecto para hacerle frente a la crisis sanitaria que se vive. Sí, porque allí únicamente están ella, su progenitora, su hermano Agustín y la mujer que trabaja en la casa.

Aislada de sus hijos

Mañana es Nochebuena y, por primera vez desde hace muchos años, esta no la pasará Isabel Pantoja junto a sus hijos y nietos. Al parecer, no ha llevado a cabo ningún tipo de acercamiento con Kiko Rivera desde que él habló de ella duramente en televisión.

Y, según se expone en 'Semana', tampoco hay visos de que vayan a acercar posturas próximamente. Es más, ahora tampoco tiene ningún tipo de contacto con la esposa de su primogénito, Irene Rosales, ni con las hijas de este matrimonio. Las únicas excepciones han sido el mensaje que le envió a su nuera por el fallecimiento de su padre y el audio que remitió a su nieta Ana por su cumpleaños.

Kiko Rivera, Isabel Pantoja y Chabelita en el plató de 'Supervivientes'
Isabel Pantoja no mantiene contacto con sus hijos | GTRES

Con su hija, Isa Pantoja, la cosa no está mejor. Tampoco tiene ningún tipo de relación. Y eso lo ha contado precisamente la joven que, después de poner fin a su paso por 'La Casa Fuerte', ha intentado hablar por teléfono con su madre. Sin embargo, ha sido imposible. Al parecer tiene los dos teléfonos desconectados.

Una situación, por tanto, realmente tensa y dura en el seno de la familia Pantoja que no tiene visos de arreglarse de forma fácil. Habrá que esperar para ver qué va sucediendo.