Primer plano de Isabel Pantoja con la mano levantada

La enfermedad de Isabel Pantoja por la que tiene cambiar de dieta

La tonadillera sufre una desconocida enfermedad

Problemas familiares, giras, su paso por la cárcel, sus conflictos con los empleados de Cantora... No hay algo en la vida de Isabel Pantoja que no sea de dominio público. Sin embargo, la tonadillera sufre desde hace tiempo un problema de salud que nunca antes había salido a la luz.

La intérprete de 'Marinero de luces' sufre nefropatía diabética, una enfermedad que viene derivada de los altos niveles de glucemia en sangre. Es decir, esta enfermedad supone una alteración en el riñón determinada por el descontrol de la glucosa.

Al parecer, se trata de una enfermedad a la que se exponen las personas diabéticas. Esta enfermedad en cuestión salía a la luz el verano de 2015, cuando Pilar Vidal revelaba que la cantante había tenido que acudir al Hospital Infanta Luisa de Sevilla en medio de un permiso penitenciario por la Operación Malaya.

Tanto había sido el revuelo regenerado por este ingreso hospitalario que incluso sus hijos, Isa Pantoja y Kiko Rivera, decidían abandonar sus compromisos profesionales para acercarse al hospital, un gesto que preocupaba por aquel entonces a la prensa y a sus fans.

Tras este inminente revuelo, la prensa se volvía a hacer eco de sus problemas de salud tras su paso por 'Supervivientes', donde la sevillana ha tenido que hacer frente a sus problemas de salud y a la poca variedad de alimentos que había en la isla.

Lo cierto, es que tras detectar que sufría esta desconocida enfermedad, Isabel Pantoja se veía obligada a reducir la cantidad de proteínas en la dieta con el fin de mantenerse en un peso saludable y practicar actividad física de forma regular, aunque también se debe apoyar en un tratamiento farmacológico a través de inhibidores del enzima convertidor de angiotensina.

Sea como fuese, la tonadillera ha sabido sobrellevar esta enfermedad sin problema durante más de 5 años sin que nadie se haya dado cuenta, algo inaudito, ya que todo lo que hace o dice acaba convirtiéndose en noticia. Sin duda, se trata de una enfermedad que por motivos desconocidos, la tonadillera ha querido llevar en secreto.


Comentarios