Primer plano de la Reina Letizia seria

Pasión en la playa: Letizia se ruboriza con las imágenes

Letizia, preocupada por unas fotos comprometedoras

La reina Letizia trata de tener bajo control todo lo que ocurre en la familia real. No quiere que ningún miembro de ella se vea implicado en polémicas o situaciones comprometidas. Pero no siempre lo consigue, como se acaba de comprobar.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

En los últimos días, de hecho, una de las personas más cercanas a ella fue captada en una playa nudista derrochando pasión con su novia. El protagonista de estas fotografías era el exmarido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin. El que fuera jugador de balonmano continúa muy unido a Ainhoa Armentia, como se pudo comprobar en las instantáneas.

Letizia se muestra sorprendida con todos los movimientos que realiza su excuñado. Al parecer, visitaron dicho arenal en una jornada con poca afluencia de veraneantes. Sin embargo, los pocos que estaban por allí les identificaron y no desaprovecharon la ocasión para hacerles fotos.

Captura de Iñaki Urdangarin besando a Ainhoa Armentia en una playa
Letizia muestra su malestar por las fotografías de Iñaki Urdangarin y su chica. | Mediaset

"Primero entró él en el agua y luego ya ella. Estuvieron juntitos, les vimos besarse, había mucho cariño entre los dos, mucho tonteo". Así lo confirmaba uno de los testigos en Sálvame, que los vio "muy apasionados" en todo momento.

De esta manera querían poner fin a los rumores que hablaban de un posible distanciamiento entre ellos. En el caso de que haya habido algún tipo de crisis durante los últimos meses, parece que se ha superado. Continúan estando juntos y ajenos a todas estas especulaciones.

Procuran seguir con su vida con total normalidad. Él suele ir a recoger prácticamente todos los días a su chica al despacho de abogados en el que se conocieron, recoge Informalia. Lo hace en un deportivo rojo que había adquirido cuando todavía era novio de la infanta.

Tratan de ser lo más discretos posible. Eso sí, Iñaki Urdangarin continúa con la protección de los escoltas, que no le quitan ojo en ningún momento.

Letizia intenta que la institución no se vea afectada por ningún tipo de polémica. Es consciente del enorme daño que ha provocado el ex de Cristina, que incluso tuvo que enfrentarse a la cárcel. 

Aseguran que los reyes le habrían impuesto a la infanta una condición para regresar a Zarzuela. Sería que abandonara a su esposo y se desvinculara por completo de él. Para ello sería necesario que firmara el divorcio, pero de momento no han contemplado esa posibilidad.

Iñaki Urdangarin, mientras tanto, procura disfrutar del verano con los suyos. Hace unos días fue visto con tres de sus hijos en Formentera y poco después en Bidart, donde tiene una casa su familia. Es habitual que se reúna en esta zona con su madre, sus hermanos y sobrinos.

Captura de Iñaki Urdangarin junto a Ainhoa Armentia en una playa
El exduque de Palma y Ainhoa disfrutaron de una jornada de playa. | Mediaset

También tuvo tiempo para estar con su chica en la playa francesa de Erretegía. Allí se dedicaron a dar paseos por la orilla y jugar a las palas, pero sin grandes muestras de cariño.

Letizia pone fin a las polémicas

Letizia sorprendía este domingo a todo el mundo con unas fotos que han causado gran revuelo. Las dos reinas acudieron a cenar a un local de Palma en compañía de Leonor y su hermana. A continuación decidieron visitar unos de los mercadillos del paseo marítimo.

▶️ VÍDEO del día

El que se ausentó en la velada fue el rey. Tuvo que desplazarse a Colombia para asistir a la toma de posesión del presidente electo, Gustavo Petro.

Pero lo más llamativo de todo, es que la emérita aparece del brazo de la asturiana. De esta manera pretenden dejar claro que no existe ningún tipo de problema entre ellas. Es posible que en el pasado hubieran tenido algún tipo de diferencia, pero todo parece solucionado.

Letizia escogió el restaurante Beatnick, un moderno local de cocina de fusión. La familia real ya lleva una semana en tierras baleares. Está previsto que en cuestión de días se marchen de vacaciones de manera oficial a un destino desconocido.