Cayetano y Eva González en la playa con su hijo

La foto 'idílica' de Eva González y Cayetano que nadie se cree por un detalle

La presentadora y el torero pasaron un día en la playa con su hijo, pero sus caras los decían todo

Cayetano Rivera y Eva González están en el ojo del huracán desde que saltara otra vez Karelys a soltar en una revista la ‘bomba’ del año: había mantenido un affaire con el torero durante 6 años, mientras el torero también estaba con Eva.

Desde entonces los rumores de un supuesto divorcio entre ambos no han parado de aparecer, aunque ellos quieran aparentar tranquilidad y un ‘aquí no pasa nada’.

De momento la pareja sigue buscando residencia para mudarse a Sevilla, quien sabe si en un intento de cambiar de aires, salvar su relación, o alejarse del acoso de la prensa. Es por eso que se han fijado en un palacete de nada más y nada menos que 1,6 millones de euros; allí seguramente van a obtener la tranquilidad y privacidad que buscan.

Pero por el momento, la pareja está disfrutando de sus vacaciones, y si hace una semana, aparecían en la portada de la revista '¡Hola!' sonrientes y radiantes en Ibiza, disipando cualquier rumor de separación, sus últimas imágenes en un día de jornada playera dan que pensar, porque quizá no es oro todo lo que reluce. 

Eva González con su hijo en la playa
Eva González paseando pensativa con su hijo | Agencias

Rostros serios y ni una sonrisa

La pareja se tomó un día de descanso para pasarlo junto a su hijo Cayetano, de dos años y medio, en la playa de la localidad de Zahara de los Atunes, Cádiz. Las fotos de ese día podrían parecer ideales: jornada en familia disfrutando del sol y la playa… si no fuera por un detalle: en ninguna instantánea se ve a Eva González sonriendo.

Eva González sentada en la orilla con su hijo Cayetano
Eva González aparece muy seria | Agencias

Y No solo eso, sino que la presentadora aparece pensativa, con el ceño fruncido en varias ocasiones, y sin ningún atisbo de felicidad ni muestras de cariño entre la pareja. Cada uno por su lado se desvivió para estar con el pequeño, pero entre la pareja hubo caras serias y sin ningún gesto cariñoso. ¿Será entonces, que la pareja estaría mostrando su verdadera cara? El tiempo lo dirá.