Destapan por qué Enrique Ponce no quiere firmar el divorcio con Paloma Cuevas

Al diestro no le terminarían de convencer las condiciones recogidas en el documento

Enrique Ponce y Paloma Cuevas en una collage fotográfico
Enrique Ponce no ha firmado el divorcio aún | EspañaDiario

Enrique Ponce no ha firmado todavía el divorcio. El que fuese pareja de la ‘socialité’ Paloma Cuevas parece que rehúye este asunto, aunque según los protagonistas era algo que se iba a hacer de «buen rollo».

Paloma Cuevas ha sido la encargada de redactar y firmar el documento, que, por el momento, el diestro no ha firmado. Los colaboradores de la crónica rosa de ‘Es la mañana de Federico’ se han preguntado estos días por qué el torero no ha sellado con su firma este documento. Y es que no se entiende que no lo haya hecho si la relación entre la ex pareja sigue siendo cordial o, por lo menos, eso tratan de aparentar.

«Lo que sorprende a Paloma es que sea él quien no firme, porque era quien tenía prisa y quería casarse» con Ana Soria, ha dicho la periodista Paloma Barrientos en ‘Es la mañana de Federico’.

A lo que Federico Jiménez Losantos ha contestado que si eso no ha ocurrido todavía es por las «condiciones». «Ana Soria es hija de abogado y tiene de padrino a Baltasar Garzón. Y habrá algo que no le convenza» en ese acuerdo de divorcio, ha añadido el periodista.

El motivo real

En un divorcio como el de Paloma Cuevas y Enrique Ponce hay dos cuestiones fundamentales en las que se puede estar o no de acuerdo. El primero de ellos tiene que ver con las hijas que la ‘socialité’ y el torero tienen en común. El segundo estaría relacionado con el dinero.

El periodista Federico Jiménez Losantos ha apostado a que el motivo de la no firma de Enrique Ponce tendría que ver con la segunda opción.

«Con las niñas no hay problema. El oficio de Ponce siempre ha sido trabajar de fin de semana e irse de gira, y va a poder ver a sus hijas siempre que quiera», ha afirmado el periodista. Y es que eso es precisamente lo que el diestro ha hecho hasta ahora.

No obstante, el divorcio  sigue sin firmarse. Quizá la influencia del entorno de Ana Soria tenga algo que ver en este asunto. Y es que, a pesar de la buena relación que la ex pareja quiere aparentar, no se descarta que acaben sacando cada uno a su abogado para zanjar el tema de una vez por todas.


Comentarios

envía el comentario