Diego Matamoros en el plató del Tiempo de descuento

Diego Matamoros: De su salto a la tele con 'Supervivientes' a su relación con Carla

Hablamos de la vida de Diego Matamoros: Desde sus principios en 'Supervivientes' hasta sus relaciones con Estela Grande y Carla Barber, así como el vínculo con su padre, Kiko Matamoros

Diego Matamoros Flores es el único hijo de Kiko Matamoros, fruto de su relación con Marián Flores. Pese a que se ha convertido en los últimos años en un personaje de gran popularidad en la televisión española, lo cierto es que su fama se debe principalmente a ser hijo de Kiko, por lo menos cuando se dio a conocer.

Sí que es cierto que con el paso de los años y sus constantes apariciones en televisión el joven ha acabado por ser un personaje más del mundo del famoseo en España y ahora ya no le hace falta su padre para copar las portadas de las revistas.

¿Cuántos años tiene Diego Matamoros?

Nació en el año 1986, concretamente fue un 12 de julio, por lo que, actualmente, Diego Matamoros tiene 34 años de edad, a punto de cumplir los 35.

Se trata, por lo tanto, de uno de los hijos medianos de Kiko, de hecho, es el segundo hijo del tertuliano. Tiene una hermana mayor y tres más pequeñas, todas ellas por parte de padre.

Lucía fue la primera hija de Kiko Matamoros, nació en 1985, después vino Diego, y años más tarde llegaron Laura (1993), Irene (1998) y Ana (2000), esta ya de la relación que tuvo con Makoke.

Supervivientes, su catapulta a la fama

Pese a ser el hijo de Kiko, no fue hasta su primera aparición en un reality de Telecinco cuando el joven comenzó a tener relevancia en la vida mediática, Diego Matamoros participó en ‘Supervivientes’ y ese fue su primer paso hacia la fama.

En el programa se hizo conocido y empezó a acercarse a la vida de los platós, la prensa y las cámaras, no le costó mucho adaptarse pues su salida del programa acudió a programas como ‘Sálvame’ a hablar de su padre, Makoke y otras cosas.

Eso sí, su paso por el concurso no fue del todo bien, pues, pese a que conoció allí la noticia de que iba a ser padre, uno de los momentos más felices de su vida, finalmente tuvo que abandonar el programa por una lesión.

Diego Matamoros y Carla Barber, ¿siguen juntos?

Corta pero intensa, así es o ha sido hasta el momento la relación entre Diego Matamoros y Carla Barber. Su romance lo confirmaron ellos mismos hace apenas un año con alguna que otra imagen en sus redes sociales, no sabemos, sin embargo, cuando se inició la relación realmente.

Su primera foto juntos apareció el 1 de junio de 2020, desde entonces ambos se habían mostrado como una pareja inseparable, siempre derrochando amor y palabras bonitas el uno del otro.

Carla Barber y Diego Matamoros  habían tenido un año lleno de amor y felicidad en pareja, sin embargo, a principios de este 2021 comenzaron a surgir rumores de que lo que había entre ellos podría haber terminado.

Pese a que no se trata de algo confirmado por ellos de momento, la ruptura entre los dos ya se da por hecho, sino definitiva, por lo menos temporal. 

El propio Kiko Matamoros confirmó hace un tiempo que su hijo se había trasladado y ya no vivía en el piso de Carla en Madrid. «Diego se ha ido a su casa en Boadilla del Monte». Sin embargo, decía que lo había hecho por motivos ajenos a la relación.

«Se ha ido por su perro, porque no está feliz en Madrid. El perro se ha criado en el campo y en un piso paseando por Madrid dos o tres veces al día no está feliz. Es un Husky Siberiano, allí hay espacios verdes, puedes jugar, te puedes ir al campo, pasear…».

Otra de las declaraciones sobre el tema que llevan a pensar que la pareja se habría dado por lo menos un tiempo son, precisamente, del protagonista de la historia, Diego. 

Al ser preguntado recientemente por la prensa, Diego Matamoros aseguró sobre Carla y él: «Las cosas están como están, están bien, cada uno tiene su lugar y su momento. Es como todo, la única persona que hay a día de hoy en mi corazón es Carla, eso nadie lo va a quitar».

Así pues, será el tiempo el que dirá cómo sigue la relación entre los dos.

Estela Grande, la que fue su mujer

Como muchos ya sabrán, antes de Carla fue Estela Grande la novia de Diego Matamoros, de hecho, fue bastante más pues llegó a convertirse incluso en su mujer.

Diego Matamoros y Estela Grande en el photocall de la película de estreno “Spiderman: un nuevo universo” en Madrid el jueves 20 de diciembre de 2018
Diego Matamoros y Estela Grande fueron pareja durante varios años | GTRES

Fue en verano de 2016 cuando el hijo de Kiko la presentó oficialmente como su nueva pareja. Tras ello todo fueron buenos momentos entre ambos, parecían una pareja de lo más feliz, sin embargo, el paso de ella por ‘GH VIP 7’ lo rompió todo.

Hasta 2019 todo había ido viento en popa para ellos, en verano de 2018 incluso  celebraron su boda, dando así un paso más en su relación. A finales del año siguiente, sin embargo, comenzaron los problemas entre Estela Grande y Diego Matamoros, y nunca se pudiera recuperar de la participación de ella en ‘Gran Hermano’. Acabaron por romper la relación.

¿Diego Matamoros tiene una hija?

Esas dos han sido quizás las relaciones más conocidas del joven, pero antes de ellas Diego salió con otra mujer, Tanit Grande, con la que además tuvo una hija, o eso es lo que él pensaba.

Mientras el hijo de Kiko Matamoros  estaba concursando en ‘Supervivientes’, en el año 2014, se supo que tenía novia formal y no solo eso, sino que estaba esperando con ella su primer hijo, más tarde se supo que era una niña a la que llamaron Adara.

La propia Tanit le dio la noticia mientras él estaba en el programa, no lo sabía de antes, y ahí la vida de Diego cambió. Más tarde la pareja se separó y las cosas no fueron bien entre ellos, todo ello derivó en un conflicto que acabó por destapar que la niña no es hija de él.

Fue en 2017, Tanit había denunciado a Diego Matamoros por maltrato, aunque salió del juicio como inocente después de que los testigos le dieran la razón a él. Durante los procesos hasta el juicio, sin embargo, ya había llegado la mala noticia.

La madre de la pequeña Adara le había asegurado que él no era el padre de la niña, para poder prohibirle así que la viera, por su conflicto. Por el juicio se realizaron pruebas de ADN y efectivamente, se confirmó que  Diego Matamoros  y su supuesta hija no eran en realidad familia, él no era el padre.

Fue una época muy dura para él, pues durante esos años había creído que era su hija y, desde ese momento, tuvo que dejar de verla.

La difícil relación de Diego con su padre, Kiko Matamoros

Otra relación difícil es la que ha tenido siempre con su padre, Kiko Matamoros y Diego Matamoros Flores han protagonizado en los últimos años un gran conflicto familiar que ha llenado las páginas de revistas del corazón y los minutos de programas de televisión. 

Hasta 2014 parecía que la cosa iba bien, pero fue entonces cuando el joven empezó a coger protagonismo en la prensa y un día acudió a ‘Sálvame’ para hablar de la separación de su padre y su madre y la relación entre la familia entonces, con Makoke con ellos.

Le recriminó que favorecía a su pareja y a los hijos de ella por encima de él y sus hermanos. Ahí comenzó todo.

En los años siguientes hubo altibajos en la relación y todo empeoró aún más cuando Kiko Matamoros acudió a la boda de Diego con Estela.

Pese a que no se hablaban, él aseguró haber acudido para no arrepentirse toda la vida de no haberlo hecho, pero más tarde su hijo le acusó de que solo había ido porque una revista le prometió 16.000 euros por ir y contarlo.

Todo terminó cuando, en el año 2019, Kiko anunció que tenía varios tumores en la vejiga que también le generaron otros problemas de salud y Diego lo tuvo claro, aseguró que era momento de olvidar todo el pasado y consolidar de nuevo la relación, desde entonces están más unidos que nunca.

Diego Matamoros en Instagram

Una de las cosas a la que es más aficionado Diego Matamoros  es Instagram, posar, sacar fotos de momentos importantes de su vida, compartir recuerdos, etc. Todo ello es para él algo fundamental y se demuestra viendo su perfil en la red social.

Está lleno de fotografías suyas, tanto profesionales como mucho más personales, de cena, posando para marcas, de viaje, con Carla Barber, con sus perros…

Hay de todo, pues se trata de la mejor forma que tiene el joven para mostrar un pedacito de su vida real, más allá de lo que cuentan día a día los medios de comunicación.