David Flores Carrasco: 10 datos sorprendentes y poco conocidos: Las lágrimas por su abuela

⬇️ Pincha en SIGUIENTE para conocer el engaño de Antonio David a su hijo ⬇️

Las lágrimas por su abuela

David Flores llora abrazado a su hermana Rocío
David Flores siente devoción y una terrible pena por su abuela, Rocío Jurado | GTRES

 

David Flores Carrasco siente devoción por su abuela, Rocío Jurado. Se sabe todas sus canciones, la tiene muy presente y canta los hits de ‘la más grande’ habitualmente.

Este cariño infinito por la abuela tiene una imagen grabada en la retina de todos los españoles. David rompió a llorar desconsoladamente en un homenaje que la familia rindió a Rocío Jurado en Chipiona.

Fue en la conmemoración del 15 aniversario de la muerte de la artista, en un acto en el mausoleo que la artista tiene en la localidad gaditana. David y Rocío Flores acudieron al acto y a la misa homenaje a su abuela junto a otros miembros de la familia, como José Ortega Cano, su hija Gloria Camila Ortega, Rosa Benito, Amador y Gloria Mohedano, entre muchos otros.

El joven, que admira a su abuela por encima de todo, no pudo reprimir la emoción en determinados momentos de la celebración. Su hermana estuvo con él todo el tiempo, consolándole y apoyándole. 

Los sentimientos estaban a flor de piel pues el acto se produjo en pleno vendaval por el documental sobre su madre, que se estaba emitiendo en televisión por aquellas fechas. 

David tenía tan solo siete años cuando su ‘yaya’ murió

Rocío Jurado, Ortega Cano y Rocío Carrasco con David y Rocío Flores

David era muy pequeño cuando su 'yaya' (así llamaba cariñosamente a Rocío Jurado) falleció de cáncer. Rocío adoraba a sus nietos y una de sus obsesiones era "conseguir las mismas cosas que su abuela", es decir, que la familia estuviera unida.

También quería que sus nietos la vieran a ella como un refugio, una persona cercana con la que les apeteciera pasar tiempo y que buscaran cuando necesitaran consejo. De hecho, la Jurado declaró que quería a sus nietos "casi como si fueran hijos".

Le encantaba mimarlos, "ya hay otra madre, por lo que una puede darle gustitos y caprichos" y se esforzaba por no ser demasiado invasiva y respetar las decisiones educativas de Rociíto con sus hijos, aunque no las compartiera.

⬇️ Pincha en SIGUIENTE para conocer el engaño de Antonio David a su hijo ⬇️