Sergio Ramos y Pilar Rubio

Lluvia de críticas a Sergio Ramos y Pilar Rubio por su última ocurrencia de ricos

Ramos y Rubio se permitieron un capricho muy caro

Sergio Ramos y Pilar Rubio fueron objeto de las críticas por parte de las redes sociales en las últimas horas. El último capricho que se ha permitido la pareja ha levantado ampollas. Sin lugar a dudas, se trata de un lujo al alcance de unos pocos bolsillos.

El futbolista compartió una imagen con su esposa comiendo un chuletón bañado en oro. El problema no radica en el plato en sí, sino en el precio que pagaron por esa pieza de carne. Fueron 900 euros.

El universo de las redes sociales estalló contra Sergio y Pilar. Les echaban en cara que se gastaran ese dinero cuando era lo que ganaban en un mes muchos españoles. 

Muchos atribuyeron este gesto al simple postureo. Además de considerarlos unos "paletos", no creen que hayan disfrutado demasiado de la carne.

"Se les ha visto comiendo en Dubái un chuletón bañado en oro. Me parece inmoral con tanta gente que no tiene para comer", les recriminaban. Otro comentario crítico les emplazaba a ser "menos obscenos en su estupidez".

Captura de Sergio Ramos y Pilar Rubio comiéndose un chuletón bañado en oro en Dubái
Sergio Ramos y Pilar Rubio comiendo el chuletón bañado en oro. | Instagram (@sergioramos)

La pareja acudió al restaurante que tiene el afamado chef turco Nusr-Et en el hotel Four Seasons de Emiratos Árabes. La carne con oro de 24 quilates es uno de los platos estrella del local. En la carta aparece con el nombre de Golden Ottoman Steak.

Se trata de un rib eye de algo más de un kilo de peso. Lo que sirvieron al futbolista y a la presentadora es la parte del lomo alto, junto a la costilla. Está considerada una de las zonas más nobles de la res.

El chuletón que degustaron Sergio Ramos y su esposa se encontraba en la carta por un precio más ajustado de 380 euros. Pero para disfrutarlo en su versión más lujosa había que pagar 500 euros más. Cifran el precio de este capricho en 900 euros.

Ya se sabe que en estos países el oro se compra y se luce. Pero desconocíamos que también se pudiera comer.

El cocinero encargado de elaborar la receta es conocido en Instagram por su particular manera de espolvorear la sal con los dedos. Lo hace a través del codo.

Pero no solamente las redes sociales cargaron contra el lujo que se permitieron Pilar Rubio y el futbolista. La influencer Clara Courel arremetió en Ya son las ocho contra la pareja.

"Yo puedo ir a ese restaurante y comerme el chuletón, pero lo que no entiendo es lo de compartirlo en redes. Me parece una horterada", añadió. De alguna manera era la opinión que tenía la mayoría de personas en estas plataformas y así se lo hicieron llegar a los protagonistas.

El capricho de Sergio Ramos y Pilar Rubio no aporta nada nutricionalmente

Sergio Ramos y Pilar Rubio pagaron una cantidad de dinero muy elevada por comer una pieza de carne bañada en oro. Sin embargo, desde el punto de vista nutricional, no hay diferencia respecto a un trozo de carne normal.

El nutricionista Luis Alberto Zamora señaló en Más vale tarde que lleva una pequeña pátina de oro que es comestible. Pero no influye en el sabor ni en la calidad del plato. Se trata de simple postureo.

Sergio Ramos y Pilar Rubio en los premios Best FIFA Soccer, en Milán, en el norte de Italia, el lunes 23 de septiembre de 2019.
Pilar y Sergio, juntos en un evento. | GTRES

Explica que solo "sirve para poder decir que me he comido un chuletón de 1000 euros. No hay ninguna persona que por no comer oro tenga un problema, cosa que sí ocurre con otros minerales como el hierro o el zinc".

La chuleta consumida por Ramos y Rubio no escondía ningún secreto.  El oro solo aporta color y está permitido para que se utilice en la decoración de recetas. Seguro que la próxima vez se lo piensan dos veces antes de subir una imagen de estas características.

▶️ Núria Tomás zanja los rumores sobre sus intenciones con Gerard Piqué