La hija de Bertín Osborne: 'Mi madre sufrió el divorcio y no se podía hacer cargo de mí'

Claudia presenta su nuevo libro de coaching 'Lo mejor de ti' en el que narra sus vivencias más dolorosas

Imagen de Claudia Osborne
Claudia Osborne desvela cómo era la relación con su madre Sandra Domecq | GTRES

La tercera hija que Bertín Osborne tuvo con Sandra Domecq, Claudia Osborne publica esta semana 'Lo mejor de ti'. La joven, que ahora es coach, se ha dedicado estos últimos meses a full-time para poder sacar adelante su nuevo libro.

Se estrena como escritora en la editorial Planeta con un libro lleno de autoconocimiento y coaching mediante una serie de enseñanzas, meditaciones y ejercicios que ayudan a remover nuestro interior, entendernos, aceptarnos y cuidarnos. 

Tras cada capítulo de enseñanza, y como especialista en este tipo de procesos, la hija de Bertín cuenta sus experiencias personales y cómo el coaching le ayudó a superar los momentos más duros de su vida. 

Unas confesiones valientes que abarcan ciertas carencias en su niñez a causa de la separación de sus padres antes de que ella naciera y la tristeza que sufrió su madre. Así como dos depresiones consecuencia del desamor y un trastorno de alimentación en su adolescencia.

La revista Vanitatis ha conseguido entrevistar a Claudia y ella, durante la entrevista, se ha abierto en canal para demostrar que ha podido dejar atrás todos los momentos dolorosos de su vida. Toda esta superación la plasma en este libro, con el que tiene la finalidad de ayudar a otras personas.

Aprender a ser feliz es posible con este libro de Claudia Osborne

Claudia ha confesado: «Quiero que este libro acompañe a todas las personas que quieren aprender a ser felices, tengan las circunstancias que tengan».

En el libro cuenta los momentos de sufrimiento que vivió con su madre, pero, aunque murió cuando Claudia era muy joven, la recuerda como la mejor persona que ha pasado por su vida. «Mi madre es, sin duda, alguna la persona que más me ha marcado; y por tanto, es una de las personas más importantes de mi vida. Creo que con el tiempo me he convertido en mi propia madre. Ya no necesito una madre que me diga lo que hacer, pero sí la echo de menos a ella como persona. Era maravillosa. Su empatía, su humor, sus risas, sus cosas», confiesa.

En los agradecimientos ha incluido en especial a sus tres hermanas, que según explica la coach desde el minuto uno ha recibido su apoyo y siempre la han animado a volar muy alto. También dedica su libro a su madre, a su padre, a su tía Chata, entre otros.

Escribir y dejar reflejadas todas sus vivencias en un papel ha sido un punto terapéutico para la escritora. Además reconoce que quiere seguir escribiendo libros. ¡Esto solo acaba de empezar!


Comentarios

envía el comentario