Arancha de Benito, clave en el enfrentamiento entre Kiko Matamoros y su hija Anita

Padre e hija no se hablan desde octubre del año pasado

Arancha de Benito en el plató de 'Sábado Deluxe'
Arancha de Benito fue una de las causantes del inicio del deterioro de la relación entre Anita y Kiko Matamoros | Telecinco

Kiko Matamoros no atraviesa su mejor momento personal. A sus recientes problemas de salud, que han incluido una operación de vejiga y un largo ingreso hospitalario para recuperarse de una infección, se suma la conflictiva relación que tiene con su hija, Anita Matamoros.  Y es que desde que se separan ahora hace dos años Makoke y Kiko, los enfrentamientos entre la ex pareja han arrastrado al final a su hija en común, que se ha posicionado a favor de su madre.

Su relación se ha ido deteriorando cada vez más hasta el punto que padre e hija no se hablan actualmente. La entrada en escena de la nueva pareja del colaborador, Marta López, habría empeorado aún más la actitud de rechazo de Anita, pues no la ha llegado nunca a aceptar: «Es una situación muy injusta para mí. Se justifica todo de un lado y del otro nada. (...) Sé la situación por dónde va y cómo va a acabar todo. Y llega un momento que me pregunto: ¿qué he hecho yo? ¿A quién he matado?», se preguntaba Kiko Matamoros hablando de este tema tan doloroso.

El verdadero motivo de su distanciamiento

Pero el inicio del deterioro de su relación vendría marcado por otro motivo que sucedió el año pasado. Aunque al principio de la separación de sus padres, Anita mantenía una buena relación con ambos, las cosas se torcieron en octubre del 2019 a raíz del posicionamiento del colaborador en el conflicto entre Guti y Arancha de Benito, mejor amiga de Makoke, por la custodia de sus hijos.

Así mismo lo contó Matamoros: «Desde que dije que Arancha de Benito era mala persona me tiene bloqueado Makoke. Y también ha habido una deriva en la relación con mi hija, y esto no te lo voy a perdonar», dijo dirigiéndose a su exmujer. Una vez más, los conflictos entre una pareja separada han acabado influyendo en un hijo, algo muy habitual en divorcios, y de lo cual Kiko se queja habitualmente.


Comentarios

envía el comentario