Ana Soria en la plaza de toros de Granada, abandonando el recinto

Ana Soria la l铆a en una plaza de toros: gritos, abucheos, posible multa y abandono

La joven quiso acompa帽ar a Enrique Ponce en su corrido de Granada, pero tuvo que abandonar la plaza a mitad del festejo

Ana Soria volvió a los ruedos a ver a su amado este sábado en Granada, pero el plan no resultó ir como ella esperaba y acabó pasando una mala tarde. La pareja de Enrique Ponce no iba a ver al diestro torear desde aquel día en que Enrique sufrió una cogida cuando entraba a matar al toro, sin más consecuencias que un simple susto, que hizo que Ana Soria decidiera no volver a ir a una plaza por el momento. 

Una decisi贸n que decidi贸 ella misma romper este fin de semana. Pero aunque esta vez Ponce no fue alcanzado por ning煤n toro, la almeriense pas贸 muy mal rato por los abucheos que recibi贸 por parte de la grada. Para empezar, Ponce no estuvo fino con su primer toro y parte del p煤blico achac贸 la falta de estilo del diestro a las supuestas distracciones de Ana Soria.

Seg煤n ha desvelado el programa 鈥楽ocialit茅鈥, la estudiante de derecho acab贸 siendo abucheada e insultada y se encar贸 con el p煤blico que le gritaba. Adem谩s, hasta en dos ocasiones le tuvieron que recriminar a Ana que no respetaba las medidas de seguridad impuestas por la pandemia, ya que no mantuvo la preceptiva distancia de seguridad con una de las personas que estaba con ella mientras Ponce toreaba.

芦Estaba muy crecidita porque ella se sent铆a intocable por ser la novia de Enrique Ponce禄, ha asegurado un guardia de seguridad de la plaza a 'Socialit茅'.

La joven tuvo que abandonar la plaza

El torero estuvo muy pendiente de ella, y se le acerc贸 en varias ocasiones a hablarle para transmitirle su cari帽o. Esto no pareci贸 agradar todo el p煤blico, que tach贸 estos momentos de distracciones para el que se supone que deb铆a prestar toda su atenci贸n a la faena.

 

Enrique Ponce se acerca a Ana Soria para ofrecerle su apoyo
Enrique Ponce estuvo uy pendiente de Ana Soria | GTRES

Finalmente, Ana Soria no pudo aguantar m谩s la presi贸n y tuvo que abandonar muy disgustada a mitad de la corrida.