Fran y Cayetano Rivera vestidos de torero en una imagen de archivo

El abogado de Fran y Cayetano advierte a Isabel Pantoja si no quiere 'ir por las buenas'

Los hermanos Rivera Ordóñez han enviado un segundo requerimiento notarial a la folclórica para recuperar las pertenencias de su padre

Fran y Cayetano Rivera están dispuestos a todo con tal de recuperar las pertenencias de su padre Paquirri, que según ha desvelado Kiko Rivera, siguen en Cantora y no fueron robadas, tal y como aseguró durante años Isabel Pantoja. El abogado de los hermanos Rivera, Joaquín Moeckel va a por todas, y hoy martes ha presentado un segundo requerimiento notarial contra Isabel Pantoja, tal y como el mismo abogado ha anunciado en ‘El programa de Ana Rosa’, lanzándole a la ‘tonadillera’ una dura advertencia: «Vuelvo a la notaría para intentar que lo haga por las buenas, sinó le haré una denuncia civil para que lo haga». Los dos hermanos están dispuestos a iniciar una demanda civil si esta vez tampoco accede.

Hace unas semanas, los hermanos Rivera-Ordóñez ya presentaron un primer requerimiento, basado en un documento privado que firmaron en 1987; sin embargo, Isabel se ha negado a entregar dichos objetos. Su respuesta negativa se escudó en que no recuerda haber firmado ese documento, algo que el abogado de los hermanos ha calificado de lamentable: «Me parece muy infantil que diga que no lo recuerda», ha sentenciado.

Moeckel también ha revelado que van a agotar todas las vías legales y posibilidades para recuperar las pertenencias personales del torero: «Primero notaría, después juzgado y luego lo demás... Si usted nos obliga a montar este pollo, pues habrá que montarlo». Respecto a las posibilidades de que un juez acepte la demanda y poder así llevar el caso a los juzgados, Moeckel se ha mostrado optimista: «Tenemos el documento del 87, creo que estamos en el plazo porque estuvieron de pleitos hasta el 97, y tengo 30 años a contar desde el 97. Si la otra parte entiende que no, pues lo pleitearemos para que un juez decida si se empieza a contar desde una fecha o desde otra», ha explicado.

Kiko Rivera, el enemigo número uno de su madre

Una guerra mediática entre Pantoja y los Rivera que parece no tener fin, más de treinta años después de la muerte de Paquirri. Pero esta vez, la folclórica cuenta con un enemigo inesperado que ha salido de sus propias entrañas: su propio hijo, Kiko Rivera, quien se ha puesto totalmente en su contra y ha empezado a cargar contra ella públicamente, desvelando los secretos mejor guardados de esa familia.

Todo estalló con la entrevista que concedió el DJ en la revista ‘Lecturas’, en la que revelaba que su madre se había aprovechado de la ignorancia y juventud de él para adueñarse de la herencia que Paquirri había dejado en favor de Kiko Rivera, ni más ni menos que la finca de Cantora. A eso siguió las revelaciones en Telecinco de que el DJ había visto con sus propios ojos el pasado 2 de agosto, cómo las pertenencias de su padre que tanto habían reclamado sus hermanos seguían estando en Cantora y nunca se habían movido de allí, pues se encontraban en una habitación secreta. 

Entre dichos enseres personales, se encuentran 3 espadas, capotes sin estrenar, hasta 22 capotes usados, 9 muletas, un capote de paseo de grana y oro con la figura de Cristo y demás vestidos de toreo usados e incluso una capilla portátil que Paquirri utilizaba cuando se vestía en hoteles, entre otros objetos de alto valor artístico y personal.


El propio Kiko Rivera se pronunciaba al respecto de este tema recientemente, instando a su madre a devolver dichos enseres a sus legítimos propietarios, sus hermanos: «Coge las cosas de papá y dáselas a sus hijos ¡Hazlo! Te vas a sentir mejor contigo misma», pidió en un contundente mensaje mediante el programa ‘Viva la vida’.