La Reina Sofía pensativa en un acto público

'La reina Sofía lleva una vida secreta en Londres, y ahora ha salido a relucir'

La Fiscalía Anticorrupción investiga la implicación de la reina Sofía en el uso de unas tarjetas opacas durante sus viajes a Londres

La reina Sofía vuelve a estar de actualidad por las últimas informaciones que han trascendido el pasado lunes y que ponen a Doña Sofía en el disparadero mediático tras saberse que está siendo investigada por la Fiscalía Anticorrupción por el uso de tarjetas opacas.

Esta suerte de tarjetas ‘black’ estarían vinculadas a cuentas en el extranjero y habrían sido usadas tanto por ella como por el rey emérito y hasta sus nietos (no incluidas Leonor ni la princesa Sofía).  Según ha trascendido, habrían sido utilizadas entre los años 2016 y 2018. En la investigación se analizan los movimientos de dichas tarjetas donde figuran supuestamente varios viajes a Londres y gastos realizados en el Reino Unido, donde Doña Sofía viajaba a menudo.

¿Cómo habrá sentado la noticia de su investigación a Doña Sofía y su filtración a los medios?

El medio ‘Vanitatis’ publica hoy las declaraciones que habría obtenido sobre este asunto desde Casa Real, que se ha mostrado muy prudente, como siempre en los asuntos judiciales que implican a la Corona:

«Doña Sofía no se ha movido del palacio de la Zarzuela salvo para cumplir con su agenda y apoyar con su presencia en diferentes puntos de España. Se encuentra mal con una gran preocupación e inquietud y muy triste por las informaciones que se han publicado. Estas diligencias se trasladan a la Fiscalía del Supremo y todo es muy raro. Extraña la facilidad con la que se filtran estos asuntos».

La vida de Doña Sofía en Londres

Desde que ha trascendido el uso de las tarjetas opacas por parte de la reina en Londres, muchos se han preguntado qué clase de vida llevaba allí la ex reina consorte. Cuando el Príncipe y las Infantas se independizaron y se fueron a completar sus estudios fuera de España como hizo Felipe, la Reina viajaba a menudo al Reino Unido.

Debido a que sus hijos se independizaron, y sin relación con don Juan Carlos, el único lugar donde se sentía bien era en Londres. Allí no solo estaba su hermano, sino también su cuñada Ana María.

Pero contrariamente a lo que se había especulado, la reina Sofía no tenía residencia en el país británico y cuando iba allí se alojaba en un hotel. Tal y como han revelado algunos paparazzi que siguieron su vida por aquel entonces, si iba sola, recogía al nieto que ese año estuviera allí y durante el tiempo no lectivo se estaba con ella en el hotel. No salían y merendaban en cualquiera de los establecimientos cercanos. 

En uno de los habituales viajes que hacía en la primera semana de noviembre, fue captada comprando regalos navideños para la familia. En esas fotos se veía a doña Sofía en varios almacenes londinense donde podía pasarse todo el día de compras.

Una vida muy tranquila y monótona

Según el periodista Antonio Montero ha revelado a Vanitatis, «entraba por la mañana y podía estar allí hasta el cierre. Me llamaba la atención que durante los años que la seguíamos su estancia era muy monótona. No acudía a museos, ni a espectáculos importantes, ni a restaurantes de moda. (...) No compraba cosas exclusivas que no hubiera en España. Por ejemplo, se llevaba pañuelos de Loewe o ropa muy normal».

En esos días de compras navideñas la acompañaba un par de escoltas y a veces su hermana, pero casi siempre lo hacía en solitario. Sus compras las solía pagar de dos maneras diferentes,  o ella misma con tarjeta o la persona de seguridad que le acompañase.

En este sentido, y tras haberse destapado el asunto de las tarjetas opacas en la que la reina podría estar implicada y por el cual está siendo investigada, desde fuentes cercanas a Zarzuela han afirmado a ‘Vanitatis’ que Doña Sofía no suele utilizar dinero en efectivo ni tarjetas: «Como es natural, en los viajes privados nunca va sola y quien paga es alguna de las personas de su séquito, que suele ser muy reducido. Ellas son las que se encargan de las facturas y después, al llegar a Madrid, se ajustan los números y se descuenta de su asignación. Nunca la he visto con tarjeta», aseguran.