Victoria Federica Marichalar de Borbón perseguida por los micrófonos de la prensa

Victoria Federica confiesa que tiene miedo de acabar en la cárcel

La hija pequeña de la infanta Elena está pasando por una situación crítica

Victoria Federica lo está pasando mal. La polémica vuelve a poner su punto de mira sobre la familia real y la hija de la infanta Elena tiene un tema que le preocupa bastante.

La Fiscalía investiga los fondos no declarados que Juan Carlos I habría utilizado gracias a las aportaciones económicas que le hacía el empresario mexicano Allen San Ginés Krause.

Ahora ha salido a la luz que estas tarjetas opacas usadas para pagar estos gastos también comprometen a los nietos del Rey Juan Carlos, Victoria Federica y Froilán, según ‘El Confidencial’.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

A esa cuenta,  que también señala a Elena y Cristina como beneficiarias de estas tarjetas ocultas al fisco, se cargaron numerosos recibos de servicios de los que, según este medio digital, disfrutaron sobre todo dos de los nietos del emérito. El dinero que habría circulado por este canal de financiación superaría los 250.000 euros anuales

Miedo a que salga a la luz algo más

Este asunto tendría atemorizada a la hija pequeña de Jaime de Marichalar. Y es que no es para menos, ya que las informaciones aseguran que ambos habrían utilizado el dinero existente en estas tarjetas para costearse desplazamientos en Uber, compras en El Corte Inglés y hasta clases de piano, instrumento por el que Victoria Federica tiene absoluta devoción desde bien pequeña.

La tensión acumulada por este asunto explicaría también su salida de tono de esta semana contra los periodistas. Y es que la joven estalló contra un reportero que le preguntó sobre el viaje de su madre a Abu Dabi para encontrarse con don Juan Carlos mientras paseaba junto a su novio, Jorge Bácernas, por las calles de Madrid.

Según ‘Informalia’ la joven está obsesionada con el tema porque le da miedo ir a prisión como su tío Iñaki Urdangarín, que permanece interno en la cárcel de Brieva. Y es que la joven a sus 20 años «piensa que por ser sobrina del rey todo se le consiente. No entiende que las leyes están para cumplirlas y no para rodearlas por los extremos», según aseguran fuentes muy cercanas a su propia madre a ese medio.

Caso omiso a las normas

Lo cierto es que Victoria Federica no tiene muy en cuenta las normas y da un pésimo ejemplo a los españoles. Y es que desde que llegó la crisis sanitaria del Covid-19 a España la sobrina de Felipe VI y Letizia se ha saltado las restricciones en más de una ocasión. De hecho volvió de Jaén a Madrid en pleno estado de alarma, cuando todavía no estaban permitidos los desplazamientos.

Además, son varias las personas que aseguraban recientemente haber visto a la hija menor de la infanta Elena acompañada de su novio, Jorge Bárcenas, y un grupo de amigos en un coche pasadas las doce de la noche, algo que en Madrid está totalmente prohibido. Y es que el toque de queda de la comunidad madrileña establece que no se puede estar en la calle entre la medianoche y las seis de la mañana.

Pero no solo eso. Victoria Federica ha sido vista también en innumerables ocasiones acudiendo a fiestas donde no se respetaba ni la distancia de seguridad ni el uso de mascarilla y también junto a compañeros de clase con una actitud similar en la puerta de su centro de estudios, lo que ha ocasionado más de un quebradero de cabeza a su tío, el Rey Felipe.

Su hermano Froilán tampoco se queda corto. El joven fue captado por los periodistas paseando por las calles de Madrid sin mascarilla y sin mantener la distancia de seguridad pertinente a finales del mes de octubre, otro claro mal ejemplo de los nietos del Rey emérito. Y es que tal y como están las cosas deberían tomarse las normas muy en serio.