Foto de archivo infanta Cristina con su hijo Miguel Urdangarín.

La infanta Cristina recibe un nuevo varapalo en un día muy especial

Hoy su hijo Miguel Urdangarín celebra la mayoría de edad en una situación complicada por la crisis del coronavirus y la distancia con su padre.

En plena crisis del coronavirus, Miguel Urdangarín, celebra su 18 cumpleaños  con una situación atípica que le impedirá festejar su mayoría de edad con toda su familia y amigos.

Según pudo saber 'Vanitatis'  el tercer hijo del matrimonio de la  infanta Cristina e Iñaki Urdangarín  pasará su 18 aniversario en su casa de  Ginebra, junto con su madre y probablemente todos sus hermanos. 

«Yo te diría que están todos con Cristina, incluso Juan, pero es algo que no puedo asegurar al 100%» revelaba a 'Vanitatis' una fuente cercana a la familia.

Esta misma fuente reveló que Pablo viajó a Suiza  cuando las ligas de balonmano francesa y europea se suspendieron, mientras que Juan habría hecho lo mismo antes del estado de alarma.

Un cumpleaños en confinamiento

Sin embargo, esta celebración está muy alejada de los planes que inicialmente tenía Miguel para festejar uno de los aniversarios más importantes en la vida de cualquier adolescente. 

Confinado en casa, lejos de sus amigos y abuelos, y con su padre internado de forma permanente en prisión sin posibilidad de permisos durante el estado de alarma, será un cumpleaños que sin lugar a dudas querrá olvidar.

Además, todo esto coincide con un  momento determinante para el futuro de Miguel, un joven que fuentes cercanas a la familia definen como «muy estudioso, aplicado y extremadamente educado y correcto». 

En estos momentos, Suiza ya tiene activada la desescalada y a partir del 11 de mayo se producirá la reanudación de la educación secundaria, imprescindible para poder acabar la formación que le permitirá próximamente empezar sus estudios universitarios, puesto que actualmente Miguel continúa cursando segundo de bachiller a través de clases virtuales.

Varapalo para Cristina

La mayoría de edad de Miguel supone que la familia Urdangarín perderá uno de los escoltas destinados para su protección en Suiza.

Según informa 'Vanitatis'  Miguel perderá el escolta que tenía asignado para su protección, de forma que uno de los tres a seis policías que trabajan en Ginebra como miembros de seguridad de la familia regresará a España de manera definitiva.

La infanta Cristina, que actualmente se encontraría teletrabajando desde casa, sufriría así una nueva pérdida en su círculo de trabajadores más cercanos. Hace unos años, la asistenta de la familia se jubiló tras toda una vida sirviendo a la familia y desde entonces la  hermana de Felipe VI solo contaría con la ayuda esporádica de una limpiadora en el domicilio.