Fotografría de la familia Real con la Reina Letizia, el Rey Felipe VI, el Rey emérito Juan Carlos I y la infanta Sofía con la Princesa Leonor

Otro sobrino del rey en apuros tras salir a la luz la carta que envió

Bruno Gómez-Acebo pidió a su tío Juan Carlos en 2010 que le facilitara acceso directo a los jeques para crear un fondo de inversión

Los escándalos fiscales del rey Juan Carlos no se agotan en su fortuna sino que se extienden a los negocios de la familia, de lo que se preocupó con mucha atención. Según una información de El Confidencial, el monarca ayudó a su sobrino Bruno Gómez-Acebo a poner en marcha un fondo de capital de riesgo en los Emiratos Árabes.

Bruno, hijo de la infanta Pilar de Borbón, envío en 2010 una carta a su tío para agradecerle su interés en la operación y pedirle algún otro favor. El rey Juan Carlos le facilitó contactos entre las autoridades del país árabe.

Bruno es el tercero de los cinco hijos de la hermana del rey y en 2009 creó una sociedad bajo el paraguas de un fondo de capital de riesgo para canalizar el dinero de empresas españolas interesadas en invertir en el Golfo Pérsico. Su objetivo era atraer inversiones por valor de entre 700 y 1.500 millones de dólares.

Ese dinero se utilizaría para financiar grandes obras e infraestructuras, y la sociedad prometía un retorno anual de hasta el 15%. Bruno y sus socios se aseguraban una comisión del 1,75% de los compromisos acumulados. Pero para que la cosa funcionara había que conseguir la confianza de las empresas y contactos dentro de la administración árabe. 

Por eso en 2010 el sobrino del rey pidió ayuda a su tío. «Querido tío, me alegra mucho verte en forma después del susto, ahora toca cuidarse y tomárselo con calma», empezaba la misiva, poco después de que Juan Carlos fuera operado de un nódulo en el pulmón. Le agradeció su disposición a ayudarle y pasó a detallarle alguno de sus planes.

«Desde hace un año y medio trabajo en un fondo de inversión que se llama Gala Fund Management. La idea era crear un fondo para aglutinar inversión de la zona del Golfo en España, pero la embajadora de los Emiratos Árabes me propuso crear una plataforma para animar a las grandes empresas de infraestructuras de España a participar en el proyecto del país que tienen ahí». 

El sobrino del rey le cuenta que ha propuesta a la embajadora crear un vehículo común para todas esas compañías, y que le pareció buena idea. Su relación familiar con Juan Carlos le había abierto las puertas de la embajada, y una vía de comunicación con el entonces ministro de Economía del país árabe, Sultan bin Saeed al Mansoori. 

'Me manda recuerdos para ti'

Bruno no esconde que ha utilizado su influencia para abrirse camino en los negocios: «No solo me mandó recuerdos y sinceros abrazos para ti, sino que me dijo que el proyecto le encantaba y que tenía que haber ido a hablar con él desde el principio. Se ha comprometido a impulsar desde su lado el proyecto». 

Pero el sobrino del rey también le transmite su preocupación porque la cosa no acababa de funcionar. Las empresas del Ibex habían perdido muchos millones en un fondo parecido en Arabia Saudí impulsado por la familia real española. Entre ellas había grandes multinacionales como Abengoa, Acciona, ACS, Enagás, Endres, Renfe, Iberdrola y Repsol, a las que también quería atraer Bruno Gómez-Acebo en su fondo de inversión.

Entonces le propone que él mismo, o su hijo el príncipe Felipe, visiten personalmente el país y refuercen la imagen de España en la zona. «Creemos que el papel de España en la zona está muy por debajo de nuestras capacidades», le dice, y le recuerda los fuertes vínculos que unen a la familia real española con la familia de Emiratos Árabes. 

«Llegados a este punto y para estos proyectos, tu ayuda nos vendría fenomenal, ya que las cosas en esta parte del mundo funcionan así», concluye. En 2011 y en 2012 el monarca visitó Abu Dhabi y movió los hilos para que las empresas españolas apostaran por el fondo de inversión del hijo de su hermana, facilitándole además acceso directo a los jeques.

El fondo acabó fracasando 

Fue entonces cuando la Secretaría de Estado de Comercio y la CEOE firmaron un memorando con las autoridades de Emiratos Árabe para impulsar las inversiones españolas. El fondo de inversión de Bruno Gómez-Acebo fue una de las compañías clave del acuerdo. A pesar de todas las gestiones, Gala Fund Management acabó fracasando.

Pesó más la mala experiencia de las empresas del Ibex con el fondo saudí, además de la caída del precio del petróleo y la reorientación de las inversiones en el país. El sobrino del rey acabó por salir de la operación, y Juan Carlos siguió presumiendo de sus buenas relaciones en el Golfo Pérsico. En 2014, antes de abdicar, hizo una visita oficial de despedida.

Lo que entonces no pudo prever el rey es que sería precisamente Abu Dhabi su lugar de destino tras tener que huir de España por sus escándalos fiscales. Fue en agosto de 2020, después de muchas informaciones que empezaron a destapar el origen dudoso de su fortuna, en la que se incluyen operaciones propias y de su familia.