El Rey Juan Carlos en un coche

El último escándalo de Juan Carlos I: Lo que se llevó fuera de España siendo rey

Se suma a otros muchos desvelados durante estos años

Está claro que para muchos ciudadanos la imagen que tenían del rey Juan Carlos I ha cambiado de forma considerable en los últimos años. Y es que, entre otras cosas, ha salido a la luz su historia de amor con Corinna e incluso recientemente el que tenía una cuenta en Suiza con 100 millones de euros que le había 'regalado' el rey saudí.

Pues bien, hoy su lista de escándalos vuelve a ampliarse y de forma considerable. Y todo porque 'El País' ha procedido a desvelar que siendo monarca aquel no dudó en llevarse fuera de nuestro país 1,7 millones de euros.

El último escándalo del emérito

El gestor suizo del ahora rey emérito, Arturo Fasana, es quien ha dado a conocer ese hecho. En concreto lo hizo en octubre de 2018 durante una declaración ante el Fiscal Jefe del Cantón de Ginebra (Yves Bertosa), que se encuentra llevando a cabo una investigación de tipo secreto sobre los fondos de dudosa procedencia que tiene Juan Carlos I.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Así, Fasana expuso que el monarca fue en 2010 cuando, siendo aún Jefe del Estado de España, no dudó en viajar hasta Ginebra con un maletín en el que guardaba la friolera de 1,7 millones de euros (1,9 millones de dólares). Una cuantiosa cantidad que, al parecer, procedía de una entrega que le había realizado el rey el sultán de Bahréin (Hamad bin Isa Al Jaifa) y que se la entregó al gestor para que se encargara de ella.

Es más, aquel ante dicha autoridad judicial manifestó que «Juan Carlos I es una persona apreciada en los países del Golfo. Volvía de Abu Dhabi y vino a mi casa de Ginebra. Quería almorzar conmigo. Me dijo que había recibido 1,9 millones del sultán de Bahréin, que le había ofrecido ese dinero. Escribí un informe de visitas y pedí al banco si podían entregar el dinero. Me dijeron que sí».

Al parecer el mencionado fiscal considera que ese dinero, como otros que está investigando, procedía de una comisión irregular en países de Oriente Medio, como también los otros 100 millones de euros del rey Juan Carlos I que recientemente han salido a la luz y que podrían haber sido un 'regalo' a ese por su mediación en la construcción del AVE en La Meca.

No obstante, Bertosa también se encuentra analizando otra tercera partida de dinero entregada al padre de Felipe VI. Hace referencia, en concreto, a una transferencia de 4,6 millones que le fue realizada a Corinna desde Kuwait después de que aquel se entrevistara con el emir de dicho estado.

Habrá que esperar, por tanto, para ver a qué conclusiones llega el mencionado fiscal que, por el momento, mantiene como imputados en el caso tanto a la que era 'amiga especial' del rey emérito como a su citado gestor y también al abogado Dante Canónica.