El rey Juan Carlos en el entierro de Placido Arango el 17 de febrero de 2020 en Madrid

El último movimiento del rey Juan Carlos que le acerca un poco más a España

El monarca regulariza más de 4 millones de euros con Hacienda

El rey Juan Carlos vuelve a ser a noticia, pero estaba con nada que tenga que ver con su estado de salud. El emérito ha hecho en las últimas horas un nuevo gesto que le podría ayudar en su objetivo de volver cuanto antes a España. Y es que habría pagado unos 4 millones a Hacienda en una nueva regularización fiscal, la segunda tras la del pasado mes de diciembre. En aquella ocasión regularizó 678.393,72 euros por una deuda fiscal de entre 2016 y 2018 por un dinero irregular recibido de su amigo, el empresario mexicano Allen Sanginés-Krause. 

En esta ocasión, pero, este nuevo pago a la Agencia Tributaria estaría relacionado con unos pagos en especie que no se habrían declarado de manera legal, según avanzaba el diario El País. Se trata concretamente de una serie de vuelos en aviones charter que Juan Carlos habría realizado entre 2009 y 2018 y que ascenderían a un montante de unos 8 millones de euros. Está cantidad habría sido abonada por la fundación Zagatka, de la que era administrador el primo del rey, Álvaro de Orleans. 

Multitud de destinos y de compañías aéreas

A través de la sociedad administrada por Álvaro de Orleans se costeaban todo tipo de gastos del rey emérito, aunque como comentábamos, la mayoría eran vuelos privados a destinaciones de todo el mundo. El primer apunte recogido en las cuentas de Zagatka sobre este tipo de pago sería de 2.009, cuando el rey Juan Carlos habría realizado un vuelo con la compañía británica Netjets UK Ltd, por unos 189.026, aunque se desconoce el destino, según explica 'El Confidencial'. 

Desde entonces, y entre los años 2010 y 2011, siguió contratando otros vuelos a otras compañías como la suiza Tag Aviation o la Vistajet Aviation Services, con base en el aeropuerto de malta. Todo con pagos que ascendían a un total de 997.532 y 576.310 euros, respectivamente. 

Después de unos meses sin apenas movimientos, las cuentas de Zagatka volverían a operar en este sentido de manera más frecuente a partir de 2014, con Juan Carlos ya como rey emérito. Eso sí, todos los vuelos se centraron con la compañía británica Air Partner, que recibió unos 6.166.250 euros de esta sociedad hasta 2.018. Con ellos, el rey habría viajado a destinos como Bahamas, Canadá, Bermudad, pero también países del golfo pérsico como Emiratos Árabes, donde reside actualmente, o Kuwait. 

El resquicio legal para no ser investigado por un delito fiscal

De momento, este nuevo pago Hacienda, que se podría haber realizado hace una semana, todavía está pendiente de ser validado. Aunque todo apunta que es un movimiento más del abogado del rey, Javier Sánchez-Junco, para evitar una posible investigación por un posible delito fiscal de su cliente. 

Y es que con esta declaración voluntaria no se quiere hacer otra cosa que aprovechar el hueco legal que deja el artículo 305.4 del Código Penal, donde se recogen las conocidas como «excusas absolutorias». Por un lado, se explica que cualquier persona quedará exenta de responsabilidad penal, en caso de posible delito fiscal, siempre que «regularice su situación tributaria, en relación con las deudas a que se refiere el apartado primero de este artículo, antes de que se le haya notificado por la Administración tributaria la iniciación de actuaciones de comprobación». 

Además se recoge que si todavía no se han abierto diligencias por parte de la Agencia Tributaria, esta declaración se debe presentar «antes de que el Ministerio Fiscal, el abogado del Estado o el representante procesal de la Administración autonómica, foral o local de que se trate interponga querella o denuncia contra aquel dirigida, o cuando el Ministerio Fiscal o el juez de Instrucción realicen actuaciones que le permitan tener conocimiento formal de la iniciación de diligencias».