Primer plano del Rey Felipe VI con el traje del ejercito

'El rey Felipe VI está delgado y cansado': revelan su mal momento y el por qué

Fuentes de Zarzuela desvelan lo 'preocupado' que está el Rey de cara a su discurso de Nochebuena

Quedan muy pocas fechas para el discurso de Nochebuena de 2020 del rey Felipe VI. El monarca ya prepara su mensaje de Navidad para hacer llegar un texto institucional a los españoles en un año 2020 que ha sido muy duro para todos por culpa de la pandemia del Covid, y que deja actualmente decenas de miles de muertos y contagiados en nuestro país desde el mes de marzo.

En su discurso anual por estas fechas, tendrá un gran peso con total seguridad la situación sanitaria y económica del país. Además de hablar de la situación dramática que ha vivido y vive España debido al coronavirus, el Rey estará obligado a hablar de otros temas que están de plena actualidad, como la reciente regularización de su padre, el rey emérito, a favor de la Hacienda Pública.

«El Rey está muy preocupado, delgado y con ojos de cansado»

La salida por la puerta de atrás de don Juan Carlos a Abu Dhabi, los escándalos financieros del rey emérito o la polémica carta de los ex militares, posiblemente sean temas que toque, en mayor o menor medida, Felipe VI. Informan desde el diario digital 'El Español' que «el Rey está muy preocupado. Delgado y con ojos de cansado, que brillan por encima de la mascarilla quirúrgica».

A su vez, dichas fuentes revelan que los asesores del Rey están dedicados en cuerpo y alma al discurso que dará el jefe del Estado el próximo 24 de diciembre. «Felipe VI lleva desde marzo actuando como Rey y no como hijo, a pesar del dolor que esto le está suponiendo», confiesa un íntimo de Felipe.

Lo que apunta el entorno de Felipe VI sobre el contenido del discurso de Nochebuena

Desde su entorno más cercano saben muy bien lo que va a decir el rey Felipe VI: «Tiene que dejar claro qué es lo que le abala a él y al estado democrático que vivimos todos, que su reinado está fuera de dudas. No entrará en ese debate. No será el Rey el que abra ese melón. Lo que le faltaba para terminar el año», asegura su entorno.

A pesar de todo, Felipe VI está más que preocupado en las últimas horas por un discurso de Navidad que este año parece que será más complicado que los anteriores. Mientras, «desde Zarzuela incluso se le enviaron enseres, ropa y algunos objetos personales que él mismo pidió».

Otro asunto es la opinión que tienen desde Moncloa, que defiende que el Rey toque algunos asuntos espinosos que rodean a la Familia Real: «Moncloa estaría presionando para que Felipe VI haga una alusión a la situación creada por su padre, para diferenciar bien a la actual Jefatura del Estado de los negocios del anterior. Habrá que abordar este espinoso asunto, lo que se está intentando es hacerlo con tacto. La cuestión es cómo hacerlo», asegura la fuente proveniente del Palacio de la Zarzuela.

El rey emérito regulariza su situación con la Agencia Tributaria

Todas las dudas de Felipe VI vienen tras lo que sucedió hace apenas una semana. Don Juan Carlos hizo público el pasado miércoles 9 de diciembre un comunicado en el que anunció haber pagado a la Agencia Tributaria 678.393,72 € para regularizar su situación con el fisco español. Con este pago, el rey emérito consigue evitar la imputación de delitos fiscales sobre el uso de las conocidas 'tarjetas black'.

El ex jefe del Estado intenta por todos los medios frenar esa posible imputación por delito fiscal, ya que una medida como la de pagar a Hacienda, antes de abrir expedientes sancionador por parte de la Agencia Tributaria, para el comienzo del proceso judicial.