El Rey Juan Carlos I con una gorra roja y gafas de sol saludando a las cámaras

Juan Carlos ve fallecer otro amigo desde la distancia, el colega con 'quién ligaba'

La tragedia vuelve a golpear al rey emérito con la pérdida de unos de sus más íntimos compañeros en España

El 2020 ha sido un año espeluznante para muchos españoles y también para una de las familias más conocidas en España y en el mundo del corazón: la familia Falcó. Y es que en estos últimos meses ya han llorado la muerte de tres miembros.

Concretamente, hace dos meses moría Jaime Hoyos de Carvajal, a los 56 años, marido de Xandra Falcó. Cinco meses atrás, quien perdía la vida a principios de la pandemia era Carlos Falcó, marqués de Griñón, a los 83 años. Y ahora, quien ha fallecido es el hermano de Carlos, Fernando Falcó, marqués de Cubas, a la edad de 81 años.

El exmarido de Marta Chávarri y Esther Koplowitz llevaba unos días ingresado de gravedad en un hospital de Madrid, y finalmente ha decidido marcharse y descansar en paz. Alejado del foco mediático, excepto algunas excepciones yendo a los toros o al Teatro Real, el empresario era amigo íntimo del rey Juan Carlos desde que los dos eran niños. 

Fallece Fernando Falcó y el rey emérito llora su pérdida desde la distancia

El rey emérito ha recibido esta noticia desde la lejanía, pero sus sentimientos eran muy profundos por el marqués, ya que se criaron prácticamente juntos. No volverá a España para despedirse de su compañero de vida, así que tendrá que despedirse de él desde su paradero desconocido y llorar desde la distancia.

Fernando Falcó y el rey Juan Carlos se conocieron en el año 1948, cuando el primero no era marqués y el segundo todavía estaba lejos de ser rey. El Borbón acababa de llegar a España desde Portugal, y se instaló en una finca propiedad del marqués de Urquijo, Las Jarillas. Allí, el padre de Juan Carlos seleccionó a ocho jóvenes para que apoyaran a su hijo y lo ayudaran a adaptarse a la España de posguerra. Entre ellos, Fernando Falcó.

Poco después de conocerse, Juan Carlos se hizo príncipe y tal como recordaba el difunto Falcó en una entrevista hace años, se escapaban juntos a ligar, aprovechando que el preceptor de Juan Carlos estaba despistado. Incluso, llegaron a huir a la Costa Azul en alguna ocasión. 

Con el tiempo, los dos siguieron compartiendo confidencias, cacerías y almuerzos con su amigo de la infancia durante muchos años. El marqués consideraba al rey emérito como alguien indispensable para España. 


Comentarios