Primer plano del Rey Juan Carlos  I en un funeral

'El rey Juan Carlos sabe que se ha equivocado y ahora daría la corona a otro Borbón'

Por si el rey Felipe VI y sus hijas desaparecieran, el rey emérito ya tiene decidido el nombre del siguiente en la sucesión

El Palacio de la Zarzuela sigue estancado y, al parecer, lleno de suciedad, retóricamente hablando. Han tenido que ocurrir sucesos muy duros en él para que la Casa Real esté, a día de hoy, en duda de todos. 

La prensa cada vez es más crítica con las noticias que provienen de la familia real y los ciudadanos españoles empiezan a tomar consciencia de todo el daño causado al país, sobre todo, por parte del rey emérito, Juan Carlos I.

Aunque, en muchas ocasiones, otras noticias como los vestidos de Letizia o la relación que esta tiene con Sofía intentan esconder la verdad, las aguas turbias de la Zarzuela empiezan a oler muy pero que muy fuerte.

Los datos nos llevan a pensar que el rey emérito es un corrupto, defraudador fiscal, entre otros muchos adjetivos que finalizarían en una lista bastante larga. Eso sí, el rey Felipe VI solo tiene una legitimidad: su padre. Y, según apunta Jaime Peñafiel, Juan Carlos detesta a Felipe.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La buena imagen de la familia real se ha ido al garete y un lavado de imagen les va a costar caro. Buscar periodistas para que se pongan al servicio de la Zarzuela, no impedirá que otros sigan explicando la realidad de este organismo.

«El padre detesta al hijo»

Desde luego con Jaime Peñafiel que no cuente. El decano se ha pasado toda su vida hablando y comentando sobre la Casa Real. Y, para seguir con su buena costumbre, ha escrito una columna en el diario digital 'República.com' sobre la relación del rey emérito y su hijo, Felipe VI, que revela un secreto a gritos: «el padre detesta al hijo».

Además, Peñafiel escribe en su columna lo que ya se sabía, que «Juan Carlos impuso a los padres de la Constitución española que la sucesión monárquica fuera machista. No hereda el hijo o hija mayor sino el hijo masculino. Elena de Borbón marginada como primogénita y rey es el tercero, por ser un hombre».

Ahora mismo, solo Miquel Roca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón quedan vivos de los que redactaron la Constitución española en 1978. De hecho, no le vendría mal una actualización, ya que es contradictoria en ella misma: un artículo prohíbe discriminar a las mujeres y otro artículo las discrimina por mujeres.

«La siguiente en la sucesión sería la infanta Elena»

Peñafiel revela, sabido que la hija mayor es la única que ha visitado al padre por sus 83 años en Abu Dhabi: «Me gustaría haber sido testigo no solo del reencuentro en el exilio, sino de sus conversaciones. Ante lo que está pasando por decisión de su hijo, Juan Carlos puede haber llegado a la conclusión de haberse equivocado. De haber respetado la primogenitura, Elena hubiera sido reina, con todo Derecho y él no se encontraría muriéndose en el exilio. ¡Qué caro lo está pagando!». 

La Infanta Elena saludando en un acto público
La Infanta Elena sería la siguiente en la línea de sucesión al trono | GTRES

Según Peñafiel, Juan Carlos está arrepentido de no haber dejado que la Infanta Elena fuera ahora reina Elena. La trayectoria de su hijo, que le parece detestable, sumado a su mala relación, si pudiera cambiar su decisión, lo haría.

«España tiene un plantel de reinas por derecho propio como Isabel de Castilla, Blanca de Navarra, Petronila, Juana de Aragón o Isabel II. Lo verdaderamente tradicional ha sido que las mujeres no tuvieran impedimento para ocupar el trono», apunta Jaime en su columna.

La conclusión es que en vez de avanzar, España retrocede siglos, todo por una Constitución con casi 45 años de antigüedad. Pero, que al mismo tiempo, si el coche donde van el rey Felipe y sus hijas sufre un accidente, el rey emérito decidiría el nombre del siguiente en la sucesión y sería Elena de Borbón.