La reina Letizia saludando en un acto oficial

La reina Letizia se quita el abrigo y deja a sus acompañantes mudos

Esta es la marca española que ha vestido a la reina en su último evento público

Tras varias semanas sin eventos públicos conocidos de la Casa Real, la reina Letizia comienza la semana fuera del Palacio de La Zarzuela. Y lo cierto es que muchos estaban esperando este momento. La reina tiene gran cantidad de fieles seguidores de sus looks.

Aunque se ha convertido en un icono de la moda a nivel internacional, sus estilismos, sobre todo estos últimos meses, han sido caros y bastante aburridos. En su último acto, y tras quitarse el abrigo, Letizia ha dejado impactados a los participantes y, por supuesto, a la prensa, con un vestido precioso y baratísimo (para lo que ella está acostumbrada a lucir).

La reina luce un vestido rojo de Massimo Dutti de rebajas

La reina ha vuelto a la calle y afrontar su día a día con fuerza y con un estilo increíble. En concreto, ha sorprendido con vestido rojo, esta vez de una marca española y más o menos asequible: Massimo Dutti, que ahora mismo se puede encontrar en rebajas. 

El acto se ha celebrado en la Biblioteca Nacional en Madrid y la reina Letizia ha acudido para visitar la exposición «Concepción Arenal. La pasión humanista 1820-1893». El homenaje a una mujer todoterreno y rompedora cuya figura se reivindica aún más en tiempos del neofeminismo. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

A pesar de que el estilismo es increíble, merece la pena destacar que la reina de España apueste por este tipo de eventos culturales y sociales. En este caso, un marco intelectual que eleva a la mujer por encima de todo.

Ella siempre se encuentra presente en los acontecimientos dedicados a la mujer y eso hace que tenga un muy buen reconocimiento por parte de la ciudadanía española.

De hecho, es probable que su look esté inspirado en este acto y tenga un doble sentido. Ella se siente una mujer empoderada, inteligente y que ha llegado a la corona para dar un giro de 360º junto a su marido.

Color rojo fetiche para sentirse empoderada

El hecho de que haya estrenado este pedazo de vestido en color rojo fetiche parece una declaración de intenciones. Es el color con el que Doña Letizia se siente poderosa y con el que pisa más fuerte.

Se trata de un vestido midi generoso de Massimo Dutti sofisticado, de corte evasé, que costaba 169 euros y ahora está rebajado a 69,95 euros. La reina apuesta por las marcas españolas y eso le hace ganar puntos.

No obstante, Letizia ha llegado a su cita cubierta por un abrigo-capa negro con grandes botones redondos, mangas anchas y grandes bolsillos, de Carolina Herrera, que, en un primer momento, ocultaba su vestido rojo. 

Letizia llevaba la capa de CH por los hombros, pero la sorpresa ha llegado cuando, después de posar en las escaleras del edificio, ha decidido desprenderse del abrigo. Este momento ha permitido que todos los participantes al evento hayan podido contemplar la belleza del diseño del vestido y, en particular, la coqueta y vertiginosa abertura trasera en la espalda y el remate en pico del cuello alto.

Además de la manga de tipo japonés, el largo, la holgura. Todo son virtudes en este modelo destinado a arrasar. 

Letizia lo ha combinado con unos zapatos en charol degradado de Lodi, rescatados de su armario y a los que les tiene un aprecio especial. Vestido y taconazos, un look que va a estar agotado en días.

Todas las demás piezas del estilismo han sido bastante neutras, no obstante muy bien combinadas: su coleta alta, bien campante y luciendo su mechón de canas relucientes; además de sus pendientes dorados de efecto bambú y su sempiterno anillo de Karen Hallam.

De momento no hay muchos más eventos de la familia real, así que no se sabe cuando volveremos a ver un look de 10 de la reina. De todas formas, va por muy buen camino.