La reina Letizia y la reina Sofía caminando días después de su discusión en la catedral de Palma

La portada de la semana: 'El jaque mate de la reina Letizia a su suegra Sofía'

La reina Letizia está realizando las labores del rey mientras este se mantiene aislado después de estar en contacto con un positivo en Covid

A la espera de que el rey Felipe finalice su cuarentena después de que alguien de su entorno más cercano diese positivo en Coronavirus, la reina Letizia es, ahora, quien acude a todos los actos monárquicos a los cuales debería haber acudido de marido.

Parece que las peores pesadillas de la reina Sofía y las infantas Elena y Cristina se ha hecho realidad: Letizia Ortiz ha tomado el control de la institución tras la baja del rey Felipe por Coronavirus. Ahora, es la reina de España quién se pasea por los principales actos públicos haciendo alarde de su cercanía y naturalidad.

logo TwitterNUEVO Y GRATIS: Las noticias que a ti te gustan, ahora también en Twitter. No esperes más, pincha ahora aquí y síguenos ya. ¡TE ESPERAMOS!

La revista 'Más', ha sacado una icónica portada con la reina Letizia y la reina emérita Sofía como protagonistas, donde se hace especial hincapié en lo incómoda que podría estar la mujer del rey emérito ante esta situación.

La reina Sofía, poco partidaria de que Letizia ocupe el lugar de su hijo

Por todos es conocido la poca simpatía que la reina emérita tiene hacia la reina Letizia. De hecho, son varias las ocasiones donde hemos podido ver la tensa relación que mantienen, especialmente en el famoso capítulo de la iglesia de Palma que llevó al rey a tener que intervenir entre ambos y que le costó un rapapolvo por parte de toda la ciudadanía española.

Lejos de estar sola en su propósito de ver relegada a un segundo plano a la que fuera presentadora de los informativos, la reina emérita cuenta con el apoyo de sus dos hijas, la infanta Cristina y la infanta Elena, que nunca han visto con buenos ojos el constante protagonismo que se le da a la reina sobre su hermano.

Y es que, para la reina Sofía toda la responsabilidad de la Corona debe recaer en el rey, y así lo ha defendido siempre, llegando incluso a asegurar que un rey jamás debía abdicar ni dejar en manos de otros sus funciones.

Antes de que se conociese que el rey emérito Don Juan Carlos iba a jubilarse, la reina Sofía aseguraba lo siguiente, según ha recogido en su día la revista 'Vanitatis': «¿Abdicar? ¡Nunca! El rey no abdicará jamás. Ni lo hablamos nunca. Se da por sobrentendido que reinará hasta la muerte. A un rey solo debe jubilarle la muerte. Salvo que… Lo deseable, lo conveniente por el asentamiento de la propia institución en los tiempos nuevos de España es que el Rey muera en su cama y alguien diga: el Rey ha muerto, ¡viva el rey! Yo eso lo viví en mi casa, en Atenas. Cuando murió mi padre, inmediatamente el primer ministro aclamó a mi hermano Constantino como nuevo rey».

Pero, ¿qué es lo que ha provocado este distanciamiento entre las dos reinas? A lo largo de estos años han sido muchos los momentos en los cuales a opinión de ambas chocaba de manera drástica.

El apoyo de la reina Letizia a Jaime de Marichalar tras su separación de la infanta Elena y la postura adoptada por esta tras el Caso Noós, ha provocado que la mujer del rey emérito haya decidido poner distancia con la mujer de su hijo.

Y no es para menos. Según el círculo más cercano a la reina de España, esta hizo todo lo posible por marcar distancias entre la infanta Cristina y el rey Felipe, para que así sus hijas no se viesen salpicadas por el escándalo del Caso Noós. Tal ha sido la influencia de Letizia en el rey, que incluso este decidió no devolverle a su hermana las funciones institucionales que tenía antes de que Iñaki Urdangarín entrase en prisión.

Sin duda, la portada de 'Más' no podía ser más adecuada al asegurar que la reina Letizia le había hecho un jaque mate a su suegra, pero también al rey, quién en su día le decía: «no me gustas, pero haré de ti una reina».