La reina Sofía y su última prueba para saber si Felipe y Letizia la quieren o no

La emérita no quiere pasar a un segundo plano

La Reina Sofía pensativa en un acto público
La Reina Sofía quiere seguir siendo importante | España Diario

La vida de la reina Sofía ha cambiado por completo en los últimos años. La mujer del rey emérito se ha quedado sola tras la marcha de su marido a Emiratos Árabes Unidos. La realidad es que hacía mucho tiempo que la relación entre ambos estaba rota debido a los múltiples escándalos de Juan Carlos.

Lo que mucha gente se pregunta ahora es el devenir de Sofía. Su futuro es una verdadera incógnita. Estas vacaciones de la reina emérita han sido algo diferentes, pues las ha pasado sola sin su marido. En estos momentos tan difíciles para ella ha tenido el apoyo de su hermana Irene. Ambas fueron vistas por las calles de Palma durante este verano.

De apariciones públicas muy pocas, prácticamente nada. Sofía ha pasado a un segundo plano. Muchos han sido los que han supuesto que la emérita también ha desaparecido de la vida pública.

Sin embargo, tras pasar un verano tranquilo y sin apenas responsabilidades, la todavía mujer del rey Juan Carlos regresará a la vida pública. El próximo 15 de octubre presidirá en el Teatro Real la entrega de la 35 edición del Premio BMW de Pintura. Esto significa que en lo que queda de setiembre seguirá estando en un segundo plano.

Tras haber pasado un verano diferente, Sofía se está preparando para el otoño, ya que el día 16 de octubre podría asistir a un acto muy importante para ella. Ella espera que viaje junto a Felipe, Letizia y las niñas para la entrega de Premios Princesa de Asturias.

Esta aparición sería muy importante, ya que será la verdadera prueba para saber si está apartada o no. Además también será la primera aparición de toda la familia a excepción de Juan Carlos. Tal vez está decisión no siente muy bien al emérito.

Sofía no quiere ser un daño colateral

'Informalia' explica que la presencia de Sofía en Asturias no ha sido confirmada todavía, pero todo apunta a que sí estará junto a su hijo, su nuera y sus nietas en un día muy importante para ella y para toda la Casa Real. Si finalmente Sofía no fuese, sería un golpe muy duro para ella, pues por culpa de su marido ella también habría sido sacrificada, un daño colateral en toda regla.

El futuro de la emérita es muy incierto, ella espera poder asistir a los Premios Princesa de Asturias. Pese a no tenerlo muy claro, Sofía cree que esa es la prueba definitiva para saber si siguen contando con ella o no.

Hay que recordar que la única persona que ha sido apartada es el rey emérito Juan Carlos. El monarca se encuentra fuera de España, aunque hay rumores que afirman que podría regresar a España en octubre.


Comentarios

envía el comentario