Primer plano de la Princesa Leonor

Leonor da el peor disgusto a Letizia en plena cuarentena

La infanta Leonor y la reina Sofía mantienen una muy buena relación pese al incidente de Palma

Pese a la supuesta mala relación existente entre la reina Sofía y la reina Letizia,  parece que la hija de la última se lleva a la perfección con su abuela o al menos eso asegura una conocida revista.

La mujer del rey emérito, con su templaza y saber estar, ha sabido mantener unida a toda la familia pese a los escándalos de los últimos años. Además de tener una muy buena relación con la futura heredera al trono, la reina Sofía también se lleva a la perfección con los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín.

Consciente del sufrimiento de sus nietos debido al estigma de su padre. «Sofía de España no se pierde nunca los cumpleaños de sus nietos Juan, Pablo, Miguel e Irene Urdangarín. Y se asegura que lleven una vida lo más normal posible a pesar del estigma de sus padres».

«Cuando en 2013 los antiguos duques de Palma se mudaron a Ginebra para evitar la tormenta mediática en España, Sofía los visitaba a menudo para mantener el vínculo familiar. Y en verano, da la bienvenida a los niños Urdangarín en el palacio de Marivent,  donde se encuentran con sus primos Froilán y Victoria Federica Marichalar», asegura la revista.

El parecido de la princesa Leonor con su abuela

Al igual que su abuela paterna, la princesa Leonor es una persona muy justa y agradecida, y son muchos los que aseguran que «es la más griega de la familia».

Es tal la afinidad que existe entre ambas que incluso en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, la joven hizo mención a su abuela: «Me gustaría dar las gracias también a mi abuela la reina Sofía. Ella sabe lo importante que para mí es su presencia en esta ceremonia».

A pesar del polémico incidente entre la reina de España y la reina Sofía en Palma de Mallorca, parece que Leonor no está dispuesta a seguir la estela de su madre, ya que adora a su abuela. Mientras tanto, la mujer del rey emérito vigila de cerca la labor de su nieta en el terreno institucional  y en su preparación para ser la futura reina de España.